Organizaciones alemanas exigieron compromiso con los derechos humanos al Estado mexicano

La Coordinación Alemana por los Derechos Humanos en México, lamentó que el en Alemania no haya reconocido la crisis.
Alemana

Después de una reunion con Miguel Ruiz Cabañas Izquierdo, Subsecretario para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos, la Coordinación Alemana por los Derechos Humanos en México “Deutsche Menschenrechtskoordination Mexiko” (DMKRM), lamentó que el funcionario no haya reconocido siquiera la crisis de derechos humanos en México. En una reunión bilateral después de un evento público, y ante las preocupaciones y cuestionamientos expresados por los miembros de la Coordinación sobre las diferentes violaciones a derechos humanos que existen en México, “no se tuvieron respuestas convincentes y creíbles por parte del subsecretario”, expresó la organización teutona.

Carola Hausotter, secretaria ejecutiva de la coordinación, dijo que desde el principio de la conferencia “fueron notorias las contradicciones fundamentales entre el discurso oficial del diplomático y la información sobre la situación de derechos humanos en México que la Coordinación Alemana recibe a través de sus organizaciones contrapartes en México y de organismos internacionales como la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Organización de los Estados Americanos (OEA)“.

A su vez, Miguel Ruiz-Cabañas Izquierdo le mencionó a las defensoras alemanas que en México, la población pide la presencia de las fuerzas armadas para combatir la delincuencia organizada y que el origen de la violencia y de las violaciones de los derechos humanos en el país está en el narcotráfico. “Para la Coordinación esta afirmación pasa por alto las graves violaciones que estos cuerpos de seguridad nacional cometen, que han sido denunciados por las organizaciones civiles mexicanas y documentadas en los informes de organismos internacionales”, resaltó la organización, además de que niega la existencia de una violencia estructural en el país y de violaciones cometidas por servidores públicos.