Javier Duarte declaró que Enrique Peña Nieto le regaló dinero para pagar un soborno a la PGR

Durante una entrevista Duarte aseguró que el expresidente le regaló el dinero por cargo de conciencia
Javier Duarte declaró que Enrique Peña Nieto le regaló dinero para pagar un soborno a la PGR. (Imagen: Twitter)

El ex gobernador de Veracruz Javier Duarte durante una entrevista con el periódico Reforma declaró que el ex presidente Enrique peña Nieto le dio dinero para pagar un soborno al encargado de la Procuraduría General de de la República Alberto Elías Beltrán para recatalogar el delito de delincuencia organizada, de manera que, pudiera tener una condena más baja. Esta extorsión también serviría para que cesara el acoso a su familia. Por consiguiente se entregó de manera pactada con diversas autoridades.

Javier Duarte está implicado en distintos casos de corrupción e inclusive delincuencia organizada. En primera instancia, el ex gobernador fue señalado por encabezar una presunta red de empresas fantasma mediante las que se desviaban recursos. También se le acusó de lavado de dinero y asociación delictuosa. Sin embargo, no son los únicos motivos por los que se ha instaurado como uno de los funcionarios más repudiados:

En septiembre del año pasado Javier Duarte Ochoa fue condenado a nueve años de prisión por los delitos de asociación delictuosa y lavado de dinero. También se le imputó una multa de 58 mil 890 pesos y la incautación de 40 bienes. Esta condena se logró mediante una negociación con la PGR, pues Duarte se declaró culpable para reducir la pena. 

Su esposa Karime Macías también fue acusada por defraudación fiscal. Todo este escenario se pintó más turbio cuando en una entrevista con Reforma Duarte aseguró que Enrique Peña Nieto le dio dinero con el que pagó un soborno a la PGR. Asimismo, envió una carta al Fiscal General en la que dice poseer información privilegiada para las investigaciones de dicha institución.

“Por su puesto que pacté mi entrega. No me detuvieron, yo me entregué a cambio de que dejaran en paz a mi familia. (Vía: El Universal)

La entrevista se realizó en el reclusorio norte, penitenciaria en la que reside Javier Duarte, explicó a los reporteros que pactó un acuerdo con autoridades del CISEN,  SEGOB  y la PGR para que dejaran de molestar a su familia. Por lo que, según él, terminó entregándose, sin embargo, más cargos y acusaciones fueron emitidos en su contra:

Pruebas que fabricaron en mi contra, las transferencias bancarias, todos los estados de cuenta, todas las declaraciones, de los testigos de todas las instituciones financieras y bancarias, lo único que existe en mi contra son los dichos de ciertos testigos a quienes les dieron la oportunidad, les dieron la oportunidad, mismos que ya se están cayendo porque ni siquiera se han parado ahora en estos procesos nuevos para i a testificar. Yo después le escribí una carta al presidente y le dije:”presidente con todo respeto es algo verdaderamente bizarro, es algo fuera de la realidad lo que estoy viviendo, usted  me apoya con algo y eso es lo que estoy pagándole a sus propios subalternos por hacer algo que es un injusticia lo que me están haciendo. (Vía: Reforma)

Javier Duarte también explicó que los cargos en contra de su esposa Karime Macías son falsos, pues ella desempeñaba un cargo honorario, más no un cargo público, por lo que, según el ex gobernador, no pudo tener acceso a dichos recursos. Durante la entrevista también mencionó que las declaraciones de Tarek Abdalá (antes tesorero de Veracruz) tanto en su contra como en contra de su esposa eran falsas.

“Esta claro que es producto del miedo, del terror que tienen de ir a la cárcel y que les dicen, pues si declaras esto,  esto y esto, pues no vas a ir a la cárcel, total él ya está en la cárcel declara lo que quieras, échale el muertito a él”. (Vía: Reforma)

Bien, ante toda esta tormenta que se avecina sólo podemos constatar que Duarte no es inocente de los cargos que se le imputan, pero tal vez sí fue traicionado por las personas que en algún momento le ofrecieron protegerlo. Esta fachada que intenta crear con el: ” me entregué por mi familia”, es un intento por aligerar su situación legal y las declaraciones son un intento por ajustar cuentas con quienes presuntamente lo traicionaron. De la forma en la que sea, como sociedad, si todo lo dicho es cierto, nosotros seguimos perdiendo ante un sistema que parece no tener arreglo.

Con información de Aristegui Noticias