Dan formal prisión a un cómplice de la fuga del Chapo Guzmán

La PGR dictó auto de formal prisión por encubrimiento en contra de un cómplice de la fuga de Joaquín "el Chapo" Guzmán Loera.

La PGR dictó auto de formal prisión por encubrimiento en contra de un cómplice de la fuga de Joaquín “el Chapo” Guzmán Loera, por medio de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO). La participación del sujeto apresado fue externa y, según la Procuraduría, existen elementos probatorios que la prueban.

Según las investigaciones, el imputado sabía de la construcción del túnel por el que huyó Guzmán Loera, debido a que uno de sus familiares era el encargado de supervisar la formación del pasadizo. La Subprocuraduría indicó en un comunicado que el pasado 3 de noviembre el ahora preso fue recluido por delitos contra la salud. En agosto de este año, miembros del cuerpo de seguridad de la marina lo detuvieron en la capital de Sinaloa en posesión de marihuana y clorhidrato de metanfetamina.

La SEIDO aclaró que el preso podría salir libre de prisión por su complicidad con la fuga del Chapo. La condición sería el pago de una multa por 80 mil pesos; sin embargo, ya que hay otros cargos en su contra, de cualquier manera el sujeto permanecerá encerrado en el Centro Federal de Readaptación Social Número 1, Altiplano, en Almoloya de Juárez, Estado de México,

O sea que, como quien dice, a este hombre no lo están encerrando definitivamente por ser cómplice indirecto del fugitivo más buscado en México, sino por posesión de drogas y delitos contra la salud. ¿Entonces por qué los encabezados de diversos medios (incluidos los de la sala de prensa de la PGR) anuncian la noticia como un logro en el proceso en torno al Chapo Guzmán? ¿Será que ante la falta de verdaderos avances, lo único que queda es alardear algo remotamente relacionado con la fuga y las investigaciones posteriores?