¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

CNDH: México, primer lugar en asesinatos de periodistas

La Comisión señaló que este 2019 registra 13 crímenes contra periodistas, los mismos que en 2016
CNDH: México, primer lugar en asesinatos de periodistas. (Imagen: Infobae)

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) reveló que México es el primer lugar en asesinatos de periodistas. Refirió que en lo que va de 2019 se ha registrado la muerte de 13, cifra similar a la de 2016.

Te recomendamos leer: Cuántos periodistas han sido asesinados en 2019

De acuerdo con información de El Universal, esta cifra de 2019, a un año del inicio de mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador, alcanza a la de 2016, año en que más periodistas fueron asesinados.

Este dato llega después de que el pasado miércoles 13 de noviembre, la recién designada presidenta de la CNDH, Rosario Piedra Ibarra fuera cuestionada por los medios acerca de los índices de ataques a reporteros.

Van 13 asesinatos de periodistas en 2019. (Imagen: rompeviento.tv)

¿Han asesinado a periodistas?” fue lo que respondió Ibarra a los medios de comunicación. Respuesta que fue considerada polémica por haber recurrido a otro cuestionamiento en lugar de dar más información.

Sin embargo, de acuerdo con cifras de la CNDH con vigencia hasta el 31 de octubre, en México suman cerca de 153 periodistas asesinados en 19 años. Otros 21 han desaparecido y se registró que el gobierno con más casos fue la de Enrique Peña Nieto (EPN) con 59 periodistas muertos.

México, país con mayor número de asesinatos de periodistas. (Imagen: Twitter)

El caso de Nevith Condés Jaramillo es uno de los más recientes. Éste se dio el pasado 24 de agosto. El cuerpo del periodista fue hallado en Tejupilco, Estado de México, afuera de su casa. (Vía: El Universal)

Las cifras por mandato son las siguientes:

  • Ernesto Zedillo: cuatro homicidios en el año 2000
  • Vicente Fox: veinticinco muertes de comunicadores
  • Felipe Calderón: cincuenta y dos periodistas fueron asesinados

Los gobiernos de Fox y Calderón sumaron ochenta y un comunicadores fallecidos. La administración de Calderón fue considerada la más violenta; registraba al menos 12 periodistas asesinados al año.

En el caso de EPN, su gobierno también registró 12 asesinatos de periodistas en el año 2015, cifra que aumentó en 2016, con trece. En 2017 la situación no fue tan distinta; mataron a diez periodistas más. Miroslava Breach del diario La Jornada fue asesinada mientras esperaba a su hijo para llevarlo a la escuela un 23 de marzo. (Vía: El Universal)

CNDH: México, primer lugar en asesinatos de periodistas. (Imagen: Twitter)

Javier Valdez Cárdenas, editor del semanario Ríodoce fue asesinado tan sólo unas semanas después. Se presume que el crimen organizado lo había amenazado de muerte en más de un ocasión.

El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) consideró ‘lamentable’ la respuesta de Rosario Ibarra sobre los asesinatos de periodistas y señaló que México es el país con mayor número de casos en este año.

El CPJ también consideró que México es uno de los peores países para ejercer el periodismo debido a los niveles de impunidad, amenazas y asesinatos que, según mencionó, empeoraron desde 2008. (Vía: El Universal)

Aunque el organismo señaló que en lo que va de gobierno de AMLO no se ha registrado ningún caso de periodistas desaparecidos, mencionó que al menos 17 organizaciones internacionales han pedido al mandatario ‘comprometerse a usar un lenguaje que no estigmatice a los periodistas’ luego de que el pasado 31 de octubre el presidente haya ‘criticado’ a los medios.

Le muerden la mano a quien les quitó el bozal, mencionó el mandatario en su conferencia mañanera de ese día.

Esta frase de López Obrador llegó después de que se le cuestionara sobre la captura y posterior liberación del hijo de El Chapo, Ovidio Guzmán. (Vía: El Universal)

Finalmente, el presidente López Obrador no se ha pronunciado al respecto y el pasado seis de noviembre se negó a la petición de las 17 organizaciones, argumentando que “actúa con respeto”.