Austeridad Republicana reduce becas a pasantes de enfermería y medicina

No sólo es un problema de recorte presupuestal sino de distribución
Por recorte presupuestal pasantes de enfermería y medicina se quedan sin becas. (Imagen:Twitter)

Debido al protocolo de austeridad en el Gobierno Federal tanto pasantes como estudiantes de enfermería y medicina verán reducidas sus becas. Asimismo, los nutriólogos, odontólogos y psicólogos que trabajan en clínicas y centros de salud en zonas rurales perderán en su totalidad los recursos otorgados por el sector salud desde el mes de agosto.

La austeridad republicana propuesta por la Cuarta transformación ha traído consigo diversas consecuencias. En primera instancia ha revelado irregularidades en el manejo de recursos públicos y programas sociales. Asimismo, ha generado una serie de cortes presupuestales que han demeritado al sector salud. En diferentes entidades se reportan el desabasto de medicamentos y médicos. Finalmente ha reducido las becas para pasantes de enfermería y medicina. ¿Qué sigue?

Según Excélsior, la Secretaría de Salud Federal emitió la orden de que a partir del primero de agosto del 2019 se reducirán a la mitad los apoyos para pasantes de medicina y enfermería. Asimismo, se cancelarán en su totalidad los recursos destinados para los alumnos de odontología, psicología y nutriología.

A través del oficio DGCES-DES357-2019, la Secretaría solicitó a las áreas médicas un informe del número de pasantes y alumnos de enfermería y medicina que realizaban servicios a la población por 900 o 3 mil 600 pesos con el propósito de reducir esas cantidades.

Pasantes de enfermería y medicina verán reducidas sus becas. (Imagen:Twitter)

Este escenario empeora si pensamos en los médicos que buscan concluir sus prácticas profesionales para obtener su título. Generalmente entre marzo y agosto los alumnos buscan espacios en diferentes instituciones médicas para incorporarse a su equipo laboral.

Ante esta situación, la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados acordó una cita urgente con el secretario de Hacienda y Crédito Público Carlos Urzúa para que rinda cuentas acerca del presupuesto otorgado para el sector salud.

La diputada Miroslava Sánchez, presidenta de la comisión de salud, mencionó los temas a tratar con Carlos Urzúa:

  • Reducción de becas
  • Institutos Nacionales de la Secretaría de Salud
  • Carta de renuncia de Germán Martínez, ex director del IMSS quien argumentó un recorte de presupuesto excesivo

Este recorte presupuestal ha traído como consecuencia el desabasto de medicamentos y médicos en al menos 24 entidades de la República. Por ejemplo, en Veracruz  se tiene un 50% de desabasto en retrovirales.

El presupuesto de los recursos para la atención de grupos vulnerables, VIH, del 2018 fue de 427 millones, 67 mil 935 pesos, mientras que en el 2019 fue de 432 millones 74 mil 811 pesos, por lo que se puede apreciar un aumento en el presupuesto.

Presupuesto de Egresos para la Federación para el Ejercicio Fiscal. (Imagen: PEFPEF 2019).

En cuanto a los datos para la atención de niñas, niños y adolescentes el presupuesto del 2018 fue de un millón 32 mil 843 pesos. En el 2019 se otorgó un millón 118 mil 606 pesos. De nueva cuenta se observa un ligero incremento.

Presupuesto para la atención de niños y adolescentes. (Imagen: PEFPEF 2018).

Finalmente, en el 2019 para el desarrollo de los jóvenes se otorgó un presupuesto de 362 millones 896 mil 883 pesos respecto a las enfermedades de transmisión sexual y el VIH.  En el 2018 se dieron 359 millones 417 mil 284 pesos. De manera que se realizó un pequeño corte presupuestal.

Se puede observar que los recortes, al menos en materia de VIH y enfermedades de transmisión sexual, no son tan críticas. De manera que el problema podría no radicar exclusivamente en el recorte presupuestal, sino que, también, se relaciona con la distribución de los recursos.