Jamaica se estaría quedando sin marihuana

La sequía y la pandemia de COVID-19 habría afectado los cultivos de cannabis
(Imagen: Pixabay)

En Jamaica, las fuertes lluvias seguidas de una sequía prolongada, un aumento en el consumo local y una caída en el número de productores de marihuana han provocado una escasez de cannabis.

En otras palabras, Jamaica se estaría quedando sin marihuana. Una situación que ha empeorado durante las medidas para contener la propagación del COVID-19.

Para los locales, es una “vergüenza cultural” que Jamaica se esté quedando sin marihuana (Imagen: Pixabay)

Por el toque de queda establecido a las 6 de la tarde, a los agricultores se les impide cuidar sus campos de marihuana por la noche como es habitual.

La falta de carreteras obliga a los agricultores a caminar hasta sus campos y luego a buscar agua de pozos y manantiales. Muchos no han podido cumplir con estas tareas por la noche debido al toque de queda.

“Es una vergüenza cultural”, dijo a la AP Thompson Tristonem de Tacaya, una firma de consultoría para la naciente industria legal dea marihuana en Jamaica. “El año pasado fue el peor año. Nunca hemos tenido esta cantidad de pérdidas. Es algo tan ridículo que el cannabis escasea en Jamaica”.

Jamaica, que durante mucho tiempo se ha asociado con la marihuana, el reggae y los rastafaris, autorizó una industria de marihuana medicinal regulada y despenalizó la posesión de pequeñas cantidades de hierba en 2015.

Se supone que las personas atrapadas 56 gramos o menos de cannabis deben pagar una pequeña multa.  Ya no son arrestados ni se les registran  antecedentes penales.

La isla caribeña también permite a las personas cultivar hasta cinco plantas de cannabis. Por su parte, los rastafaris tienen permitido legalmente fumar marihuana con fines sacramentales.

Pero la aplicación de la ley es irregular. Muchos turistas y lugareños continúan comprando marihuana en la calle, donde se ha vuelto más escasa y más cara.

Además, la estigmatización del cannabis ha disminuido. Esto ha hecho que  más personas aprecien su valor terapéutico y medicinal durante la pandemia de COVID-19.

Pero la Autoridad de Licencias de Cannabis del gobierno, que ha autorizado a 29 cultivadores y emitido 73 licencias para el transporte, venta minorista, procesamiento y otras actividades, dijo que no hay escasez de marihuana en la industria regulada.

Los agricultores y activistas que dicen que la marihuana se vende a través de dispensarios legales, conocidos como casas de hierbas, todavía está fuera del alcance de muchos, dado que cuesta entre cinco y diez veces más que la marihuana en la calle.

Sin embargo, tanto locales como turistas, han notado la escasez de marihuana en Jamaica, algo que empieza a resultar preocupante.

Publicidad