¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Jair Bolsonaro: ‘Si quieren cuidar el ambiente, vayan al baño cada tercer día’

Ante acusaciones de deforestación por parte de su gobierno, Bolsonaro invita a ciudadanos a ir al baño cada tercer día
Ante acusaciones por deforestación, Bolsonaro dice que lo mejor para el medio ambiente es ir al baño cada tres días

Nuevamente, el presidente de ultraderecha brasileña dio de qué hablar. Ante acusaciones sobre su falta de políticas ambientales, aseguró que para cuidar el ambiente, lo mejor es ir al baño cada tercer día.

La declaración fue la respuesta del presidente a la pregunta de un periodista sobre cómo sería compatible el desarrollo agrícola y la protección del medio ambiente. Bolsonaro optó por el discurso de “el cambio está en uno” a fin de evadir las acusaciones por deforestación a las que se enfrenta su gobierno.

“Es suficiente comer un poco menos. Hablas de contaminación ambiental. Es suficiente ir al baño cada tres días. Eso sería mejor para todo el mundo“. (Vía: BBC)

Desde su candidatura, Bolsonaro había declarado que las políticas ambientales estaban “sofocando al país” y que defendería el sector de la agroindustria sobre las medidas ambientales pasadas.

Aunque no eliminó el Ministerio de Medio Ambiente (como había amenazado) sí redujo su presupuesto un 24% en un esfuerzo por “reducir los costos del gobierno”.

Durante el gobierno de Bolsonaro, se han perdido más de 3,000 kilómetros cuadrados de la selva amazónica. Esto representa 40% más que durante el año pasado. Con la intención de “fortalecer el comercio del país”, el presidente ha retirado las multas, advertencias y confiscación de material para la tala ilegal de árboles.

En Brasil, el 95% de las multas medioambientales son rebatidas en tribunales y generalmente se alarga el proceso durante años. El ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, busca crear un panel gubernamental con la capacidad de reducir o suspender castigos medioambientales. (Vía: New York Times)

Ante el aumento de la deforestación y la falta de castigo hacia la tala ilegal, la mirada internacional está en estado de alerta. Tanto Alemania como Noruega participan en un fondo internacional para la conservación del Amazonas, con un financiamiento de 1300 millones de dólares.

Sin embargo, la ministra alemana de Medio Ambiente, Svenja Schulze, anunció este sábado el bloqueo de fondos destinado a la conservación del Amazonas. Aunque Bolsonaro estaría perdiendo 35 millones de euros en este año, ha declarado que “no necesitan la ayuda de Alemania”. El Fondo Amazonia había sido fundado en 2008 y durante su existencia Alemania había donado cerca de 95 millones de euros. Por su parte, Noruega ha amenazado con retirarse y, durante el año pasado, redujo la donación a la mitad. (Vía: El País)

A pesar de que Bolsonaro ha comentado a los periodistas europeos “la Amazonia es nuestra, no es suya”, la selva amazónica es el pulmón más importante del mundo pues cumple con el papel vital de absorber y retirar el dióxido de carbono. Conservar la selva es esencial en el intento por contrarrestar los efectos del calentamiento global.