Las abejas están en peligro, pero el cannabis podría ayudar a salvarlas

El cáñamo puede servir como alimento para colonias enteras de abejas, por lo que esos cultivos podrían ser clave para su preservación

La planta de Cannabis sativa, en rápida expansión por los campos de América del Norte, es sumamente atractiva para las abejas: una especie cuyos números han disminuido drásticamente en los últimos años y está en grave peligro de desaparecer. No obstante, un estudio de la Universidad de Cornell reveló que la planta podría ser clave para su supervivencia.

También te recomendamos: La gente está matando abejas nativas por temor a las “avispas asesinas”

Factores como el cambio climático, el abuso de los pesticidas y enfermedades como la varroa han contribuido a que cada año disminuyan las poblaciones de abejas en todo el mundo. El cáñamo, sin embargo, podría ayudar a que las colonias sobrevivan, pues puede servir como alimento para esos insectos y como apoyo en la polinización de cultivos.

(Imagen: needpix)

Aunque el cannabis no tiene néctar por ser un cultivo exclusivamente polinizado a través el aire, este produce polen en abundancia durante la escasez de flores en paisajes agrarios:

“Estos recursos de polen son atractivos para un gran rango de especies de abejas“, señala el estudio. “Sin embargo, la diversidad de visitantes florales y su uso del cáñamo a través de distintos contextos agricultóricos aún no están claros”.

De acuerdo con los científicos, al menos 16 variedades de abejas se encontraron atraídas por el cannabis. Y no solo eso, sino que, mientras más grande la planta, mayor diversidad de abejas atrae.

“Mientras los cultivos de cáñamo aumentan”, apuntan los especialistas. “Agricultores, administradores de tierras y quienes toman decisiones de políticas públicas deben considerar su valor para apoyar a las comunidades de abejas, además de tomar en cuenta el atractivo que tiene para las abejas cuando sea el momento de desarrollar estrategias para el manejo de plagas“.