¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Asesinan en la cárcel a pedófilo que abusó de más de 200 niños

Richard Huckle había sido condenado a 22 cadenas perpetúas por sus crímenes.
(Imagen: Il Tempo)

Richard Huckle, uno de los peores pedófilos de Gran Bretaña, fue asesinado en la celda de su prisión en el norte de Inglaterra tras haber sido condenado sus crímenes.

También te recomendamos: Según OCDE, México es el primer lugar en abuso sexual infantil

Huckle de 33 años, que cumplía 22 cadenas perpetuas, en la prisión de Full Sutton en East Yorkshire, fue encontrado muerto en su celda el fin de semana.

Originario de Ashford en Kent, Inglaterra, fue encarcelado en 2016, después de ser arrestado a su regreso al Reino Unido desde Malasia, donde había estado viviendo y abusando de niños.

Se declaró culpable de 71 delitos de abuso sexual a 22 niños, pero se cree que hubo muchas más víctimas en todo el sudeste asiático, que tenía entre 6 seis meses y 12 años.

Huckle fue encontrado por el personal de la prisión en su celda después de haber sido apuñalado repetidamente con una cuchilla improvisada.

Un portavoz del Servicio Penitenciario dijo: “El prisionero de HMP Full Sutton Richard Huckle murió el 13 de octubre. Sería inapropiado hacer más comentarios mientras se lleva a cabo una investigación policial.”

El antiguo maestro de gramática  abusó sistemáticamente de niños y niñas de apenas seis meses de edad entre 2006 y diciembre de 2014, en comunidades de bajos recursos Malasia y Camboya, hasta que fue arrestado cuando regresó a Gran Bretaña para pasar unas vacaciones de Navidad.

Tras ser detenido, los investigadores de la Agencia Nacional del Crimen dijeron que la escala del delito era “excepcional y sin precedentes”.

Huckle, que trabajaba en una fábrica de teléfonos móviles, fue a Malasia por primera vez en 2005 en un año sabático. Al año siguiente visitó Camboya y, mientras se hospedaba con una familia local, tomó imágenes indecentes de su hijo que tenía alrededor de tres años en ese momento.

La cárcel en dónde estaba Huckle (Imagen: : Jack Harland)

Luego comenzó a visitar Malasia regularmente, haciéndose pasar por un maestro, fotógrafo y filántropo para congraciarse con una comunidad cristiana local antes de violar y abusar de sus hijos.

Huckle centró su ofensa en niños vulnerables en una comunidad afectada por la pobreza en Kuala Lumpur, incluso alardeando de sus hazañas a otros pedófilos en línea.

En una publicación escribió: “Los niños empobrecidos son definitivamente más fáciles de seducir que los niños occidentales de clase media”.

Utilizó sitios en la web oscura para vender imágenes de su abuso a otros abusadores de menores, aceptando el pago en Bitcoins.En un intercambio encontrado en línea, escribió sobre “ganar el premio gordo” después de descubrir a una niña de tres años que, según él, era “tan leal como un perro”.

(Imagen: PA)

Los investigadores encontraron una publicación en la que dijo: “He encontrado a una niña de tres años con la que puedo tener tanto sexo, es aburrida”.

Aunque su delito se produjo en el extranjero, los fiscales hicieron uso de la Sección 72 de la Ley de delitos sexuales, que permite que un ciudadano del Reino Unido sea acusado en Gran Bretaña por delitos cometidos en el extranjero.

Tras ser arrestado, sus padres lo interrogaron sobre las acusaciones y les confesó que era un pedófilo. Su madre fue descrita como completamente devastada y su padre, que trabaja como ingeniero, contactó a la policía y les confesó lo que había dicho.

 

Con información de: CNN