Regresan a bebé al hospital para que Trump se tome una foto

Paul Anchondo, de dos años, tuvo que regresar al hospital para que Donald Trump se tomara una foto con él
Donald Trump aprovechó el dolor de las víctimas de El Paso para su campaña electoral

Después del tiroteo en El Paso que dejó a 22 muertos, el presidente Trump fue a dar “el pésame”. Sin embargo, aprovechó el momento para hablar de su campaña electoral y no mostró la solemnidad necesaria ante el ataque de terrorismo doméstico. El bebé, Paul Anchondo, cuyos padres murieron en el tiroteo, fue regresado al hospital para que Trump se tomara una foto. 

Las críticas hacia la visita de Trump son múltiples. Por un lado se criticó la falta de empatía del presidente en la ida a El Paso que uno de los oficiales de la administración calificó como visita “no ideal”. El presidente criticó que no hubo suficientes cámaras grabando su visita al hospital y, en lugar de hablar con la prensa, publicó un video sobre-editado de ésta. Aprovechó, también, para descalificar a sus contrincantes electorales. 

El tuit de Donald Trump sobre su visita a El Paso dice: “Dejamos El Paso hacia la Casa Blanca. Las personas que conocí ahí y en Dayton, Ohio son INCREÍBLES. Las noticias falsas trabajaron extra para desacreditarme en mis dos viajes, pero no funcionó. El amor, respeto y entusiasmo fue visible para todos. Han pasado por tanto. ¡Triste!”

En un video de la visita, se ve a Donald Trump comparando a la multitud solemne fuera del hospital, con la multitud durante su campaña electoral. Según Trump, “hubo más gente durante su campaña”. Mientras los doctores hablaban sobre el tratamiento de los pacientes, Trump hacía chistes y remarcaba la buena respuesta internacional que habían adquirido sus hospitales.

De los ocho pacientes que se encontraban en el hospital, ninguno aceptó la visita de Donald Trump. Fue entonces que, según el abuelo de Paul Anchondo, hubo que regresar al bebé de dos años al hospital para una foto con el presidente. El bebé y otro paciente tuvieron que regresar al hospital, después de haber sido dados de alta, para la fotografía con Trump. (Vía: Newsweek)

Paul Anchondo quedó huérfano junto con su hermana de seis años. Sus padres habían dejado a su hija en un curso de porristas antes de dirigirse a Walmart para comprar lo necesario para una carne asada. Esta celebración se debía a que los padres, Jordan y Andre, cumplían su primer aniversario de casados y era el cumpleaños número seis de su hija. 

Fue Jordan Anchondo quien protegió a su bebé de la muerte con su propio cuerpo. El bebé de dos años fue rozado por la bala y, debido a la caída en brazos de su madre, se rompió los dedos de la mano. Él y su hermana son ahora huérfanos y vivirán con su tío. (Vía: Independent)

Donald Trump no se adjudicó ningún tipo de responsabilidad por el tiroteo en El Paso, aun cuando el manifiesto del agresor conectara directamente con las ideas que el presidente manifiesta. El discurso xenófobo y racista del presidente posibilita que el supremacismo blanco siga creciendo. 

Que, además, Donald Trump utilice a las víctimas del tiroteo como publicidad mediática demuestra su total falta de empatía con las víctimas. ¿Por qué el dolor de muchos tendría que darle votos al presidente republicano?