Así reaccionó el mundo ante tiroteo en El Paso

El asesinato de veinte personas en El Paso trajo atención a la retórica racista del presidente Donald Trump
El tiroteo en El Paso fue realizado por un joven de 21 años. (Imagen: BBC)

El día de ayer ocurrió un tiroteo masivo en El Paso, Texas, donde veinte personas fueron asesinadas y veintiséis heridas. El tiroteo, ocurrido en una plaza comercial, parecía enfocado en la comunidad latina por lo que podría estar motivado por el racismo latente de la zona.

Ya se encuentra bajo custodia Patrick Crusius, un joven blanco de 21 años con residencia en Dallas. La policía cuenta con un “manifiesto” del sospechoso, que permite asumir que se trató de crímenes de odio.

El presidente López Obrador confirmó que tres mexicanos fueron asesinados durante el tiroteo. A su vez, Marcelo Ebrard comentó que seis de los heridos también son mexicanos. (Vía: CNN)

Comenta el Secretario de Relaciones Exteriores:

“Respecto a los hechos encarecidos el día de ayer en El Paso, Texas: México manifiesta su más profundo rechazo y contundente condena, acto de barbarie en el que perdieron la vida mexicanos y mexicanas inocentes y han sido heridos nueve personas”.

Más adelante, durante el día de hoy, el gobierno mexicano dará a conocer las acciones jurídicas que se tomarán para proteger a las familias afectadas y a la comunidad México-Norteamericana.

Ciudadanos estadounidenses señalan al nacionalismo blanco, que ha sido propiciado por el presidente Trump, como principal culpable de lo sucedido en El Paso.

El excandidato demócrata, Bernie Sanders, declaró al respecto: “Señor Presidente: detenga su retórica racista, llena de odio y anti-migrante. Su lenguaje crea un ambiente que anima a extremistas violentos”.

El actor estadounidense, Morgan Freeman, publicó una imagen que se encontraba en la página de Facebook de Crusius. La imagen muestra el nombre del presidente estadounidense, Trump, deletreado con armas de fuego. La foto muestra el impacto que posibilita el apoyo que le ha dado Donald Trump no sólo a los nacionalistas blancos, sino también a los poseedores de armas.

Owen Jones, periodista de The Guardian, comenta que todo es parte del terrorismo blanco, que ataca comunidades marginadas en Estados Unidos. Su tuit lee:

Han matado a jóvenes socialistas en Noruega, musulmanes en Christchurch y Parque Finsbury, judíos en Pittsburg y Poway, afroamericanos en Charleston y ahora latinos en El Paso. El terror de la derecha está creciendo, alimentado por los poderosos“.

A su vez, la periodista Lydia Cacho publicó uno de los mensajes encontrados en las redes sociales de Crusius: “Esta es una respuesta a la invasión de hispanos en Texas“. Junto con la declaración, Cacho presenta una imagen que muestra al gobierno estadounidense protegiendo a la NRA, Asociación Nacional del Rifle, durante un tiroteo.

La cantante y empresaria Rihanna también se posicionó en contra de lo sucedido en El Paso. En su página de Instagram y Twitter escribió:

“¡Imaginen un mundo donde es más fácil tener un AK-47 que una visa! ¡Imaginen un mundo donde construyen un muro para mantener a los terroristas EN AMÉRICA! Mis oraciones y condolencias para los familiares y amigos de las víctimas de Texas, California y Ohio! ¡Lamento mucho su pérdida! ¡Nadie merece morir así!”

Por su parte, el presidente Donald Trump, declaró que lo sucedido fue un “acto de cobardía” y que no existen razones o excusas para asesinar a gente inocente. Sin embargo, sus declaraciones no se han visto reflejadas en las políticas migrantes que ha propuesto.

Políticos, activistas y hasta artistas han mostrado su desaprobación ante las políticas estadounidenses y la retórica del presidente. Mientras Donald Trump siga permitiendo la violencia del nacionalismo blanco hacia la comunidad migrante, el país entero será víctima de sí mismo.