Rafiki, el gorila más famoso de Uganda, fue asesinado por cazadores

Cuatro cazadores furtivos han sido señalados por este delito
Rafiki, el gorila más famoso de Uganda, fue asesinado por cazadores (Imagen: Pixabay)

Recientemente, se dio a conocer que Rafiki, uno de los gorilas más famosos de Uganda, fue asesinado por cazadores furtivos. Este ejemplar había sido reportado como desaparecido desde el primero de junio. 

También te recomendamos: Para proteger a los gorilas del coronavirus, África cerrará sus parques

Según información difundida por el Parque Nacional de Impenetrables Bosque de Bwindi, Rafiki, uno de los ejemplares más longevos del parque, había sido denunciado como desaparecido desde el primero de junio. Desafortunadamente, fueron los cuidadores del parque quienes encontraron el cadáver del animal.

Según las primeras investigaciones, el cuatro de junio los responsables del parque detuvieron a un sospechoso que poseía carne de cerdo salvaje y portaba varias armas de caza. Este sujeto confesó haber asesinado a Rafiki en defensa propia. Según su versión, el animal intentó atacarlo y a sus acompañantes, otros tres sospechosos, por lo que,  los agredieron.

Hasta el momento, los cuatro cazadores furtivos se encuentran detenidos y no se han revelado más detalles acerca de el asesinato de Rafiki. Según la autopsia del gorila éste habría fallecido después de que un objeto afilado le atravesara el abdomen, éste alcanzó sus órganos. 

Recordemos que el bosque Bwindi, está inscrito en el Patrimonio Mundial de la Humanidad de la Organización de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), éste parque ha sido instaurado como el refugio para la mitad de gorilas que aún sobreviven el en planeta.

Los gorilas de la montaña se encuentran en peligro de extinción, por el momento podemos encontrar población de estas especies en tres parques: Uganda, República Democrática del Congo y Ruanda. Estas medidas se tomaron para proteger a la población y hacerla crecer. Desafortunadamente, los gorilas siguen siendo presas de los cazadores furtivos. 

Con información de: El Heraldo de México