Emiten alerta para matar a pez con cabeza de serpiente

En Estados Unidos se ha emitido una alerta contra esta especie 'invasora'
Pez con cabeza de serpiente es encontrado en Estados Unidos

El 11 de octubre, un pescador en Georgia, Estados Unidos, atrapó un pez particular. Éste es conocido como “pez cabeza de serpiente” por su cabeza achatada. La especie puede llegar a medir más de ochenta centímetros, pero no sólo eso, además puede respirar fuera del agua. Así como lo escuchas, este pez puede respirar aire atmosférico lo que en algunos casos le permite hacer traslaciones terrestres.

Tan increíble como suena, este pez también se considera un depredador voraz. Con su gran boca, puede devorar lo que encuentre en su camino: cangrejos, ranas, peces. Por lo tanto, afecta la disposición de alimento para otras especies. A su vez, no es un animal endémico de Estados Unidos, sino de China, Rusia y la península de Corea.

Su llegada a Estados Unidos hace diez años había preocupado al gobierno local. Al ser un animal “invasor” podría afectar los recursos de las especies endémicas. Aunque ya se había registrado la presencia del pez cabeza de serpiente en Boston, Nueva York y St. Luis, se prohibió su posesión en más de cinco estados diferentes: Alabama, California, Florida, Washington, Texas y Virginia. (Vía: BBC)

Pez cabeza de serpiente. (Imagen: New York Times)

Sin embargo, fue su presencia en Georgia lo que realmente detonó las alarmas. El gobierno estadounidense instó a la población a matar a todos los especímenes que encontraran. Y, por si  no era suficiente, después de matarlo había que congelarlo, encerrarlo en una bolsa doble y dar aviso a las autoridades. El gobierno local asegura que, ya que los ejemplares encontrados son pequeños, esto refiere a que se han reproducido con facilidad. (Vía: New York Times)

La Secretaria de Interior, Gale North aseguró “Debemos hacer todo lo que podamos para prevenir que entren en nuestras aguas, ya sea accidental o intencionalmente“. Se estima que estos animales se encuentran en diferentes charcos cerca de carreteras porque sus dueños originales ya no quieren hacerse cargo de ellos.

ANUNCIO