‘Dispárenles en las piernas’, Trump quiere frenar la migración a cualquier costo

Entre sus otras ideas, está poner una fosa con cocodrilos y serpientes, púas en la barrera fronteriza y el uso del Ejército
Trump ordena disparar a migrantes en las piernas (FOTO: OMAR MARTÍNEZ /CUARTOSCURO.COM)

En marzo pasado, en medio de una semana de reuniones constantes con miembros de su gabinete, Donald Trump sugirió que los oficiales de la Patrulla Fronteriza dispararan a los migrantes en las piernas.

El New York Times publicó una recreación de una semana de marzo cuando Trump estuvo a nada de cerrar por completo la frontera entre México y los Estados Unidos.

La migración es un tema obsesivo de Trump, y es, justamente, donde sus políticas han demostrado una mayor crueldad y gratuidad: las medidas que ha tomado (como la separación familiar, los campos de concentración y la constante reducción de plazas de refugiados) no han servido para frenar la migración legal o ilegal, pero se han convertido en medidas violentas y abiertamente crueles contra quienes sólo buscan una mejor vida para sus familias.

En una larga serie de juntas y reuniones con su personal, las sugerencias y comentarios del presidente para “frenar” la migración cada vez eran más… coloridas e imposibles de realizar: desde electrificar el muro fronterizo o pintarlo de negro (porque, al parecer, no le gusta tanto el color acero), hasta una fosa con serpientes o cocodrilos, para lo que exigió que “se buscaran presupuestos”:

el presidente ha hablado a menudo sobre fortificar el muro fronterizo con una trinchera llena de agua, repleta de serpientes o cocodrilos; incluso ha pedido a su staff buscar presupuestos. Quería un muro electrificado, con púas en el borde, que sean capaces de abrir la piel humana. (Vía: New York Times)

Al día siguiente, en un tuit con un error ortográfico que se ganó la burla de periodistas, tuiteros y comediantes políticos, el presidente negó haber solicitado una fosa con serpientes o poner púas en el muro fronterizo (inexistente en buena parte de la frontera).

Curiosamente, no negó, ni en los tuits ni en una conferencia de prensa con el Primer Ministro finlandés, Antti Rinne, el sugerir que se le disparara a los migrantes. (Vía: Spin)

Una política antimigrante conocida

Más que curiosidad o coincidencia, que la “propuesta” en corto del presidente estadounidense se parezca mucho a un protocolo tácito del ejército israelí tiene una razón de ser.

La cercanía de sus asesores más próximos (su nuero, Jared Kushner y Stephen Miller) con el gabinete ultraderechista del Primer Ministro israelí Benjamin Netanyahu los ha llevado a “inspirarse” en muchas prácticas y políticas usadas en Israel contra los ciudadanos palestinos en el Banco Oeste y la Franja de Gaza.

Incluso una de las empresas ganadoras del contrato para reforzar y desarrollar el muro fronterizo fue una empresa relacionada con los Netanyahu que ha construido barreras físicas en los territorios invadidos por Israel. (Vía: Washington Examiner)

Reunión entre Jared Kushner y Benjamin Netanyahu

Tal como lo reporta Associated Press, el ejército israelí tiene como protocolo tácito disparar a las piernas de los protestantes palestinos:

“De los 10,511 manifestantes tratados en hospitales y clínicas de campo en Gaza hasta el momento [diciembre de 2018], al menos 6,392, alrededor del 60%, han sido heridos en las extremidades inferiores de acuerdo al Ministerio de Salud de Gaza. Al menos 5,884 de esos heridos fueron con munición útil; otros con balas recubiertas con goma o munición de gas lacrimógeno” (Vía: AP)

Pareciera que las políticas discriminatorias, tanto como la xenofobia y el racismo son universales, y encuentran aliados en todo el mundo.