Mujer caza a jirafa en Sudáfrica y posa con el corazón del animal para redes sociales

La mujer asegura que matar a esa jirafa fue parte de sus esfuerzos de conservación de animales
(Imagen: Facebook)

Merelize Van der Merwe, una mujer de Sudáfrica, se fue de cacería por San Valentín con su esposo, Gerhardt Nell, quien le agendó ir a matar a una jirafa. Fue ahí cuando le quitó la vida al mamífero y luego posó a lado del cuerpo y el corazón del animal en sus manos.

Los hechos, de acuerdo con las publicaciones en redes sociales de Van der Merwe, la caza ocurrió el 13 de febrero de este año, sin embargo, el plan comenzó hace años. La mujer, de 32 años, explicó en redes sociales que esperó desde el 2016 para poder dar con la jirafa y fue hasta el 2021 que un amigo suyo le dijo que encontró al espécimen perfecto.

“¿Alguna vez te has preguntado qué tan grande es el corazón de una jirafa?”, escribió en la publicación donde posó con el órgano. “¡Estoy totalmente sobre la luna con mi gran regalo de San Valentín!”

Van der Merwe, quien explica en redes sociales que es agricultora y cazadora de Sudáfrica, presumió en sus redes que su esposo pagó más de 2 mil dólares para que fueran al resort de Sun City para matar a la jirafa.

La mujer presume en sus redes sociales la caza que ha hecho de otros animales y presume que ha matado a tantos que no puede contarlos.

(Imagen: Facebook)

La tachan de ‘enferma’ por posar con corazón de jirafa

Sin embargo, desde la publicación de la fotografía con la jirafa y su corazón, las críticas han llovido en su contra. Usuarios en Facebook la han denunciado y le señalan que está “enferma”; además cuestionan por qué tenía que matar a un animal en primer lugar.

Van der Merwe no ha cedido en su decisión ni se ha disculpado por la caza. Desde la publicación de las fotografías ha defendido que la cacería que ella hace ayuda a proteger a otras especies en su país y acusa a sus críticos de ni siquiera entender a Sudáfrica ni al continente africano. Además, aseguró que cazar a la jirafa ese día creó 11 empleos y dio de comer a la gente local.

Sobre todo, asegura que cazadoras de “trofeos” como ella ayudan a la preservación de animales.

Defensores de animales dicen una cosa distinta.

El doctor Mark Jones, de Born Free Foundation, señaló a The Mirror que los “cazadores de trofeos” que aseguran estar preocupados por la vida silvestre son engañosos porque no son herramientas de conservación ni contribuyen a las comunidades locales. Por su parte, Elisa Allen, de People for Ethical Treatment of Animals, declaró al medio que además de matar “saca su corazón y lo presume cabe en la definición de un sociópata”.

***

No te quedes fuera de la discusión masiva en nuestro canal de YouTube.

Publicidad