¿Los concursos de belleza son misóginos?

La belleza no debería ser una moneda de cambio para la mujer
¿Se puede hablar de mosiginia en los concursos de belleza? (Imagen: Colombo Gazzette)

En redes sociales se hizo viral un video en el que una reina de belleza ganó su corona y segundos después le fue arrebatada.  Pushpika De Silva había ganado el título de Mrs Sri Lanka Mundo, pero la ganadora del año anterior, Caroline Jurie, intentó quitarle la corona. Argumentó que De Silva no merecía la corona por estar separada de su marido. Muchos calificaron este suceso como envidia, ¿no se trata de la cultura de la misoginia? Bajo la perspectiva feminista estos certámenes son parte de la violencia simbólica contra la mujer, ¿por qué?

Todo comenzó en el concurso Mrs Sri Lanka Mundo, en este concurso Pushpika De Silva fue coronada como ganadora de este año. Celebró su triunfo por unos segundos. Pero, de un momento a otro la reina del año pasado tomó el micrófono y aseguró que no se merecía la corona, pues según las reglas del concurso, las mujeres divorciadas no pueden ser reinas. Más tarde le regresaron la corona a De Silva, pues la mujer sólo estaba separada de su marido. En medios de comunicación este suceso fue descrito como amargo o un arrebato de envidia. Sin embargo en estos concursos reside una violencia simbólica que es más aterradora que la supuesta envidia entre mujeres.

¿Por qué competimos en concursos de belleza? (Imagen: Pixabay)

“No soy una mujer divorciada. La separación es una cosa y el divorcio otra. Todavía no estoy divorciada”, aseguró De Silva.

La belleza no es una moneda de cambio para la mujer

La belleza siempre ha funcionado como una moneda de cambio para la mujer, obligándolas a mantener cierto estándar corporal, físico y mental. Esta condición atraviesa el sexo, la identidad de  género, la raza y la edad. Desde niñas las mujeres aprenden que la belleza les puede traer cierta estabilidad económica y emocional. En este sentido, la hipersexualización en la niñez les enseña que de cumplir ciertos estándares, obtendrán poder adquisitivo y social que de otra forma no tendrían.

¿Por qué se le exige belleza a la mujer?(Imagen: Pixabay)

Pensemos en la historia de los concursos de belleza, Miss Universo se originó en Miss America evento que se llevó a cabo por primera vez en 1921 en Atlantic City en Nueva Jersey. Esta competencia pedía a sus participantes que tuvieran un buen rostro, cabello hermoso, porte y elegancia y un cuerpo voluptuoso, pero no “gordo”. Con el paso del tiempo cambiaron los estándares de belleza y ya no sólo participaban mujeres blancas, toda joven podía participar mientras tuviera una edad adecuada y encajaran con el ideal femenino impuesto por hombres.

Es necesario preguntarnos por qué es empoderante competir entre mujeres. En un momento en que los roles de lo femenino y lo masculino son escuadriñados hasta el cansancio ¿por qué la mujer sigue siendo juzgada por su apariencia física? Tal vez es hora de abolir los concursos de belleza y  entender cómo afecta nuestra salud emocional, psicológica y mental participar en estos certámenes.

La mujer como sujeto político

De todos los problemas que las mujeres enfrentan, la belleza es el menos grave. En diversos países de América Latina hay una crisis de femincidio. Por ejemplo, en México cada día  diez mujeres son asesinadas de forma violenta.  En cinco años se han ejecutado al menos 18 mil muertes, la mayoría de estos casos no son resueltos. hora bien la brecha salarial es otro de los problemas a los que se enfrenta una mujer trabajadora.

Las mujeres enfrentan violencia de género y violencia económica. (Imagen: Pixabay)

En México, en el empleo formal las mujeres ganan 54 punto un pesos menos que los hombres. Según datos del IMSS, las mujeres ganan 12 por ciento menos que los hombres.  Ante esta situación muchas mujeres prefieren vender contenido íntimo en OnlyFans. Ante estas crisis sería prudente preguntarse si es prudente o no pelearse por una corona o por los derechos básicos.

***

Sigue la discusión masiva en nuestro canal de YouTube

Publicidad