Encuentran cadáver de una mujer “derretida” en su sofá; ya investigan el caso

Las autoridades señalaron que es el peor caso de negligencia que se haya visto.
Murió en el sofá llena de heces (Foto/Facebook: The Gateway to True Crime)

Un caso insólito y polémico ocurrió en la familia Fletcher luego que las autoridades encontraron el cadáver de una mujer que aparentemente estaba “derretida” en su sofá. La policía ya investiga el caso y los principales sospechosos son los padres de la joven.

La información recopilada hasta el momento señala que se trató de Lacey Ellen Fletcher, una joven de 36 años quien padecía del “síndrome de encierro“, un trastorno neurológico que impide a la persona mover el cuerpo a excepción de los ojos, por lo que puede ver y escuchar totalmente.

El cuerpo de Lacey fue hallado “derretido“, estaba cubierto de heces fecales que se encontraban en el mueble debido a que la joven no podía moverse. El reporte lo hizo su madre, Sheila, quien llamó al 911 y al llegar a la casa de la joven, en Slaughter, es que se encontraron con la espantosa escena y con un fuerte olor.

Los padres son acusados por negligencia (Foto/Twitter: @eldiariony)

Según las propias autoridades, era el peor caso de negligencia que hayan visto, por ello, el caso se catalogó como homicidio que ya comenzó con una investigación. El fiscal de Lousiana, Sam D’aquilla, declaró que sus cuidadores simplemente la dejaron sentarse en el sofá y lo usó como sanitario.

Debido a la negligencia, el fiscal solicitó al jurado que presente cargos por homicidio en segundo grado a sus padres, Sheila y Clay Fletcher. Asimismo, se supo que la joven no había visto a un médico en casi 20 años.

La policía abundó que cuando encontraron su cuerpo, sus pies estaban cruzados debajo de ella y clavados en un agujero que se había hecho en el sofá, el cual por dentro estaba lleno de heces y orina. También precisaron que la mujer estaba llena de úlceras severas que cubrían la parte inferior del cuerpo que parecía “podrida hasta los huesos”, aunado a que estaba infectada de Covid-19.

La mujer estaba “derretida” en su sofá (Foto/Twitter: @eldiariony)

Sobre los padres, se supo que Sheila era un concejal de la ciudad quien renunció en febrero, mientras que Clay era un oficial de la Mesa Redonda de la Guerra Civil de Baton Rouge, una organización que busca “educar y fomentar” el aprecio por los sacrificios que se hicieron en aquel evento bélico.

En los interrogatorios a los padres, señalaron que la última vez que la vieron fue una noche a las 10:00 p.m. antes de dar aviso de la muerte; Sin embargo, ambos son los principales responsables de su descuido y deceso. De igual manera se supo que iban a internarla en un centro médico, pero nunca ocurrió.

***

Sigue la discusión masiva en nuestro canal de YouTube.

ANUNCIO