En Namibia padre mexicano fue separado de su esposo y su hijo

El 25 de marzo se definirá la situación jurídica de la familia
Una familia homoparental fue separada en Namibia (Imagen: Pixabay)

Guillermo Delgado es un hombre gay, casado y padre de tres hijos. Actualmente fue separado de su esposo, Phillip Lühl, y de  su hijo mayor porque el gobierno de Namidia, lugar en el que residen, no tolera la adopción homoparental. Ambos padres han pedido apoyo a la comunidad LGBT e instituciones gubernamentales para reunirse.

El matrimonio homoparental aún es mal visto en distintos países. Debido a preceptos religiosos o normas morales se considera que las uniones legales y religiosas sólo son heterosexuales. Asimismo, existen países como Polonia en los que la adopción homoparental está prohibida. En Namibia las cosas no son tan diferentes, una pareja homoparental ha sido separada por autoridades gubernamentales. Se trata de un mexicano identificado como Guillermo Delgado y su esposo Phillip Lühl, residente de Namibia. Ambos están casados y tienen tres hijos: un niño y dos gemelas.

La familia fue separada por el Gobierno de Namidia, de forma que, Guillermo está a cargo de su hijo mayor, un niño llamado Yona. Mientras que su esposo y sus dos hijas no pueden entrar al país puesto que la nación no prueba la adopción homoparental.  En entrevista con Homsensual, Guillero explicó que tras casarse, la pareja se estableció en Sudáfrica, pues Phillip tiene un permiso de residencia permanente. Posteriormente, lograron ser padres mediante la maternidad subrogada, pues esta práctica es legal en dicho sitio. Durante la entrevista señaló:

Empezamos a ver la cuestión de la maternidad subrogada, que se permite en Sudáfrica. Es básicamente un mecanismo para parejas heterosexuales que sufren de infertilidad, pero como la legislación LGBT en Sudáfrica no está muy desarrollada, nosotros pudimos tener acceso a ese mecanismo gracias al permiso de residencia de Phillip.

Las gemelas se encuentran bajo el resguardo de su padre .(Imagen: Pixabay)

De esa manera tuvieron a su primer hijo, posteriormente volvieron a Namibia y Guillermo obtuvo la residencia como cónyuge de un ciudadano. Posteriormente, este permiso fue revocado, desde ese momento se inició una batalla legal. A la vez, la pareja recurrió a la maternidad subrogada por segunda ocasión. De nuevo el procedimiento se realizó en Sudáfrica y se convirtieron en padres de gemelas. Desafortunadamente, Guillermo y su hijo mayor no pueden salir de Namibia hasta que se estabilice su gestión migratoria. En cuanto a Phillip, él aguarda en Sudáfrica con las gemelas, no obstante, su paternidad aún no es reconocida de manera legal. Se espera que el 25 de marzo la situación jurídica de la familia sea definida.

 

***

Sigue la discusión masiva en nuestro canal de YouTube

Publicidad