Dubrovnik: la ciudad que implementó la cuarentena en la Edad Media

Desde el siglo XIV, Dubrovnik fue la pionera en aprobar leyes para detener el avance de la peste negra.
(Imagen: Pixabay)

Normalmente Dubrovnik está llena de turistas que transitan por sus calles. Ahora, en medio de la pandemia de Covid-19, la ciudad croata luce completamente vacía. Desde el siglo XIV, además, fue la pionera en aprobar leyes para detener el avance de una epidemia.

También te recomendamos: ¿Qué es la ley Bonilla y por qué fue invalidada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación?

Actualmente, las personas sospechosas de tener una enfermedad infecciosa y sumamente contagiosa como el Covid-19, o quienes provienen de un país con altas cifras de contagios, deben permanecer en cuarentena antes de ingresar a una nueva ciudad. En Dubrovnik, esto ocurrió desde 1377, cuando se estipuló una ley por la que las embarcaciones que provenían de zonas infectadas debían someterse a 30 días de aislamiento.

(Imagen: Pixabay)

Como señala BBC, la cuarentena debía cumplirse en la isla de Cavtat o en la isla de Mrkan, donde debían “desinfectarse” antes de poder entrar a la ciudad fortificada de Dubrovnik. La legislación se llamó Veniens de locis pestiferis non intret Ragusium vel districtum (“Aquellos que provienen de áreas infectadas por la peste negra no deben entrar en Ragusa o en su distrito”).

“Así, Dubrovnik implementó un método que no solamente era justo y equitativo, sino también muy sabio y exitoso, que además prevaleció alrededor del mundo, escribió Ante Milošević en el libro Lazaretto en Dubrovnik: El inicio de la regulación de la cuarentena en Europa.

Ana Bakija-Konsuo, coautora del libro, menciona que el puerto de Dubrovnik fue el primero en aislar personas, animales y mercancías provenientes de áreas infectadas. Además, la idea de la implementación de la cuarentena en Dubrovnik vino de su aprendizaje en el aislamiento de personas con lepra para detener el avance de esa enfermedad.

Actualmente, durante la pandemia de coronavirus, las personas en Dubrovnik practican el distanciamiento social desde sus hogares. En 600 años, la ciudad ha aprendido que el aislamiento y la disciplina para cumplirlo son dos aspectos cruciales para evitar el avance de una enfermedad.

Con información de BBC.