Doñoro, el cura que fingió ser traficante de órganos para salvar a un niño

El cura fue nominado al Premio Princesa de Asturias de la Concordia.
Foto: Victor Sainz.

La vida de un ser humano es muy preciada, pero en ocasiones pierde valor cuando se trata traficar órganos. El cura Ignacio María Doñoro de los Ríos logró rescatar a Manuel, un joven con parálisis parcial de su cuerpo que había sido vendido a un traficante de órganos por 25 dólares.

Los hechos sucedieron en las montañas de Panchimalco, El Salvador. Doñoro se enteró de que la familia de Manuel lo iba a vender y con le dinero conseguir comida para poder alimentar a los demás hermanos. El cura decidió salvar la vida del joven de apenas 14 años de edad.

“Algo que aprendes con el tiempo es que no puedes juzgarlos: aquel niño iba a morir y lo vendían fruto de la desesperación”, explica Doñoro en entrevista a El País.

Foto: Hogar Nazaret.

Se vistió con una camiseta sucia y se dejó barba por una semana, alquiló una camioneta y llegó hasta el lugar, fingió ser un traficante y pagó 26 dólares por Manuel. Tomó al niño, lo metió a la camioneta y salió del lugar.

“En unas décimas de segundo me di cuenta de que aquello era el tren que pasa una vez por tu vida, que o lo tomas o lo dejas. Y que si lo tomas te va a llevar allá donde jamás pensaste que irías. Ahí fui muy consciente de que aquel niño me iba a cambiar la vida”, explica.

Desde entonces el padre ha hecho expediciones a otros países para realizar misiones humanitarias a Bosnia, Kosovo, Colombia, Mozambique y Perú.

Después de rehabilitación y medicación, Manuel se recuperó de su parálisis. El padre supo de él años después, cuando recibió una carta donde el joven le agradecía todo lo que había hecho por él y era la persona más importante para él.

Ignacio María Doñoro de los Ríos ha sido nominado al Premio Princesa de Asturias de la Concordia, lo podría ganar el próximo 30 de junio.

***

Continúa la discusión masiva en nuestro canal de YouTube.

ANUNCIO