Consulta popular en Venezuela: votan siete millones y declaran persona non grata a Fox

Este 16 de junio pasado, la oposición venezolana organizó una consulta popular. Sin el apoyo de las instituciones electorales oficialistas, se organizó una votación que tuvo observadores internacionales (entre ellos, el expresidente mexicano Vicente Fox). Con poco más de 7 millones de votos, hay muchas preguntas abiertas respecto a este “ejercicio democrático”.

Estamos a menos de una semana de que se lleven a cabo las votaciones para los miembros de la Asamblea Constituyente que convocó Nicolás Maduro para reformar la constitución escrita y aprobada por su antecesor, Hugo Chávez, en 1999. La aprobación de una nueva Carta Magna representa para muchos en la oposición, el cierre definitivo de las pocas ventanas institucionales para la protesta. (Vía: El País)

No es casualidad, entonces, el llamamiento a una consulta popular en la que los votantes tienen que responder tres preguntas y que, una de ellas, relacione directamente al ejército bolivariano, la constitución de 1999 y el uso de la fuerza. Las tres preguntas eran:

  1. ¿Rechaza y desconoce la realización de una Constituyente propuesta sin la aprobación previa del pueblo de Venezuela?

  2. ¿Demanda a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana obedecer y defender la Constitución del año 1999 y respetar las decisiones de la Asamblea Nacional?

  3. ¿Aprueba la renovación de los poderes públicos así como la realización de elecciones libres y la conformación de un gobierno de unión nacional? (Vía: BBC)

Según los rectores de varias universidades públicas y privadas, que fueron nombrados garantes de la validez de la consulta, votaron 7 millones, 186 mil 170 venezolanos, repartidos por todo el país. Varios medios apuntan a la similaridad que tiene el número de votantes con el número de sufragios que lograra alcanzar el candidato a la presidente y actual líder opositor, Henrique Capriles. (Vía: El Mundo)

La correlación podría verse como una victoria que demuestra el alcance que tiene la oposición venezolana (tal como está siendo utilizado por la Mesa de Unidad Democrática), y, en cierto sentido tendrían razón: a diferencia de una elección oficial, con recursos suficientes para abrir 14 mil casillas por todo el país, la MUD sólo logró abrir 2 mil 300 puntos de votación “soberanos”.

Por otro lado, que el número de votantes haya sido el mismo que la base electoral de Capriles hace 4 años indica que no ha habido un crecimiento en cuanto el grueso de la oposición venezolana: a lo mucho, ésta se ha radicalizado y, mientras se siguen haciendo ejercicios “simbólicos” (o de simulacro, como queramos verlos), muchas voces principales dentro de ella siguen llamando a tomar calles e instituciones en una “Hora cero” que no han terminado de definir. (Vía: BBC)

Han pasado más de 100 días de protestas, que han resultado en el escalamiento de la violencia por parte de ambos bandos y en la muerte de más de 100 personas. El mismo día de la consulta, un par de pistoleros en una motocicleta, atacaron las cercanías de un punto de votación “soberano” al oeste de Caracas, en el pueblo de Catia. (Vía: El Mundo)

Quizá la nota chusca dentro de todo esto la da, para sorpresa de nadie, el expresidente mexicano Vicente Fox, quien, a diferencia de los otros cuatro invitados para funcionar como observadores internacionales, no se aguantó las ganas de hablar. Su bien conocida capacidad de decir tonterías, lo ha convertido en “persona non grata” para el gobierno de Caracas y, en una serie de tuits, el Canciller venezolano, Samuel Moncada, le ha informado que tiene prohibida la entrada al país.

Mientras los expresidentes de Costa Rica, Panamá y Colombia que fueron invitados entendieron a la perfección que observar no es “decir tonterías”, Fox comprendió que su papel, justamente, era ser el torpe del grupo. Y es que, para el guanajuatense, su participación en la consulta del domingo, nada tuvo que ver con Venezuela, sino con las elecciones de 2018 y quien él ha nombrado su enemigo público: Andrés Manuel López Obrador.

Por lo pronto, los venezolanos ya se libraron de Fox y están en un impasse político… nosotros ya tenemos de vuelta a Fox y… en otro impasse político.

Publicidad