Aplicaciones venden mujeres y niños como esclavos domésticos

Estas apps funcionan como parte de un mercado negro de esclavos domésticos
Mujeres y niños son vendidos como esclavos domésticos a través de aplicaciones. Imagen: Especial

Mujeres y niños son vendidos por unos miles de dólares a través de aplicaciones de Apple, Facebook y Google en Kuwait. Son ofrecidas como trabajadoras domésticas.

Te recomendamos leer: La esclavitud moderna afecta más a las mujeres

Una investigación realizada por BBC News Arabic reveló un nuevo método de esclavitud moderna: la venta de mujeres y niños como trabajadores domésticos a través de apps que puedes consultar desde tu celular.

Estas mujeres son categorizadas por ‘razas’ y son vendidas ‘al mejor postor’ con la finalidad de que sean sirvientas de tiempo completo.

Mujeres son vendidas por ‘patrocinadores’ al mejor postor. Imagen: Especial

Según refiere la investigación de BBC, estas mujeres son ofrecidas a través de aplicaciones para venta de productos como 4Sale y Haraj. Dichas aplicaciones ahora fungen como parte de un mercado negro de esclavas domésticas.

Las mujeres, que en su mayoría vienen de los lugares más pobres del mundo, son llevadas a Kuwait con la promesa de una vida mejor.

Sin embargo, al llegar a Kuwait, son recibidas por hombres que se dicen ‘su patrocinador’. Las ocultan, les quitan sus celulares, el pasaporte y no las dejan tener días de descanso, hablar con su familia o salir sin compañía.

Patrocinadores niegan derechos humanos básicos a mujeres. Imagen: Especial

Estos ‘patrocinadores’ las compran por aproximadamente 2 mil dólares y después las revenden a otros hombres o familias por unos 3 mil 300 dólares para ‘obtener un beneficio’ de la transacción.

Así lo describieron investigadores de la BBC que, encubiertos, se hicieron pasar por una pareja en busca de una empleada doméstica.

Ofrecen mujeres y niños como esclavos domésticos en apps. Imagen: Especial

Un policía que ofreció a la pareja encubierta una empleada, les sugirió ‘negarle los derechos humanos básicos’ a la trabajadora que estaba tratando de venderles.

No les den el pasaporte. Tú eres su patrocinador, ¿para qué le vas a dar su pasaporte?, sentenció el policía.

Eso no fue todo, el ‘vendedor’ les comentó que la chica era ‘muy simpática’ y que incluso ésta no tendría queja con quedarse despierta hasta las cinco de la mañana si así se lo pidieran.

Mujeres y niños son vendidos como esclavos domésticos a través de apps. Imagen: Especial

Sumado a este caso de esclavitud también se encuentran niños y niñas. Los investigadores de la BBC refieren que un ‘patrocinador’ les ofreció a una niña de 16 años a la que por motivos de seguridad, llamaron ‘Fatou’.

Esta menor habría sido llevada de Guinea a Kuwait para ser ofrecida como ‘trabajadora doméstica’ a pesar de que la ley en dicha entidad sólo lo permite si la persona tiene 21 años.

Esclavitud moderna

Urmila Bhoola, relatora especial de las Naciones Unidas, refirió que este nuevo modelo de negocio bien podría ser un mercado negro de esclavos online de la era moderna.

“Esta es la quintaesencia de la esclavitud moderna. Aquí hay niños siendo vendidos y negociados como si fueran una propiedad“, comentó la relatora.

Bhoola señaló que la mayoría de los empleados domésticos traficados en Kuwait son traídos desde el Golfo Pérsico y todos ellos son registrados por el gobierno.

Mujeres y niños son vendidos como esclavos domésticos en Kuwait. Imagen: Especial

Los potenciales compradores de estas personas son los famosos ‘patrocinadores’, que dan una ‘tajada’ a las agencias que coordinan a los trabajadores domésticos para volverse sus ‘dueños’ y revenderlas como si se tratara de un producto.

Las mujeres y niños que son parte de este sistema conocido como ‘Kafala’ no pueden renunciar a su trabajo ni dejar el país sin permiso de su patrocinador.

¿Y la ley?

En 2015, una ley de Kuwait establecía que éste era uno de los países más estrictos para proteger a los trabajadores domésticos, pero pronto no fue así.

Las aplicaciones como 4Sale y Haraj se volvieron la ‘herramienta’ de compra y venta de este negocio que esclaviza a mujeres y niños.

Venden mujeres y niños como esclavos domésticos a través de aplicaciones. Imagen: Especial

Los ‘acuerdos’ entre agencias de trabajadores domésticos y los patrocinadores construyeron un nuevo mercado negro que deja a las mujeres más vulnerables a ser abusadas y explotadas.

Aplicaciones de esclavitud

Bhoola, relatora de las Naciones Unidas, acusó que las aplicaciones de venta de productos‘están promoviendo un mercado de esclavos online’ e instó a las plataformas de Google, Facebook, Instagram y Apple a tomar responsabilidad sobre éstas.

Si Google, Apple, Facebook o cualquier otra compañía albergan herramientas como éstas, tienen que rendir cuentas por ello, aseveró.

La relatora especial de formas de esclavitud contemporáneas dijo que además, estas aplicaciones estaban incurriendo en más delitos, pues permitían categorizar a las mujeres ‘por razas’.

Urmila Bhoola, relatora especial de las Naciones Unidas. Imagen: Especial

Señaló también que estas aplicaciones contaban con un algoritmo ligado a este tipo de ventas. En el caso de la aplicación 4Sale, usaba el hashtag #maidsfortransfer para mover este mercado.

Por otro lado, tanto Google como Apple dijeron a la BBC que trabajarían con los desarrolladores de aplicaciones para evitar este tipo de comportamiento en las mismas, pues incurren en prácticas ilegales.

¿Solución?

Tras esta investigación, la aplicación 4Sale eliminó de su plataforma la sección ‘trabajadoras domésticas’ y Facebook prohibió el hashtag que ésta usaba para vender a las mujeres y niños.

En cuanto a la aplicación Haraj, ésta no ha hecho comentarios ni modificado su comportamiento en la plataforma respecto a la venta de ‘esclavos domésticos’.

Por su parte, el gobierno de Kuwait aseguró que está ‘luchando contra este tipo de comportamiento’ e insistió en que las aplicaciones están ‘muy controladas’.

Finalmente, a pesar de estos cambios, todavía no hay medidas significativas ni acciones legales contra aquellos que trafican con estas mujeres y niños para venderlos como esclavos domésticos en Kuwait.

Publicidad