El matrimonio forzado, que victimiza principalmente a mujeres y niñas, perpetúa la esclavitud

esclavitud moderna, mujeres

Imagen: gov.uk

De las 40.6 millones de personas que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) estima que laboran en condiciones de esclavitud moderna, el 71% de ellas son mujeres, principalmente víctimas de matrimonio forzado.

La esclavitud opera principalmente en dos vertientes, de acuerdo con el Índice Global de la Esclavitud: 24.9 millones realizan trabajos forzados y 15.4 millones viven bajo la figura del matrimonio forzado o “servil”, una situación que durante años no se consideró esclavitud, pero que lo es de acuerdo con Human Trafficking Search:

“Sin importar la razón por la que haya ocurrido, una vez que el matrimonio comienza, el riesgo de abuso y explotación se multiplica. Por ejemplo, al estar en un matrimonio forzado, un individuo usualmente es sujeto de labores forzados, explotación sexual y labores domésticas“. 

Aunque sucede en ambos sexos, la OIT reveló que el 84% de las personas en esta situación son niñas y mujeres. 

esclavitud moderna, mujeres, matrimonio forzado
Imagen: Shutterstock

¿Cómo se define la “esclavitud moderna”? La organización Walk Free Fundation, autores del Índice Global de la Esclavitud, la definen:

“Son las situaciones de explotación que las personas no pueden rechazar o dejar debido a amenazas, violencia, coerción, decepción y/o abuso de poder”.

El concepto de “esclavitud moderna” reúne prácticas como el tráfico de personas, labores forzados, esclavitud por deuda, matrimonios arreglados, así como la venta y la explotación infantil. 

Cuando el trabajo doméstico roza la esclavitud moderna

De acuerdo con las cifras, el país con más esclavitud es Corea del Norte, donde una de cada 10 personas está en dicha condición. La organización asegura que hay un nexo entre este problema con los regímenes represivos y los conflictos armados:

“Los hallazgos del Índice Global de Esclavitud 2018 destacan la conexión entre la esclavitud moderna y dos factores externos: los regímenes políticos altamente represivos, donde las poblaciones son puestas a trabajar para mantener al gobierno, y las situaciones de conflicto, en las cuales es frecuente quebrantar la ley, las estructuras sociales y los sistemas existentes de protección”. 

En el caso de México, se estima que hay 341 mil personas viviendo en esclavitud moderna. Con una proporción de 2.7 por cada mil habitantes en esta condición, en realidad, nuestro país “no sale tan peor” comparado con otros, sin embargo la población en riesgo llega a una tasa de 57.3 habitantes por cada mil.

Junto con Rusia, Argentina y una docena de países, México es uno de los países integrantes del G-20 que menos acciones toma respecto a este tema. 

Hay industrias, cuyos productos presentan altos riegos de haber sido fabricados bajo un esquema de esclavitud. Los más frecuentes son algodón, tabiques, ropa, oro, electrónicos, diamantes, entre otros.