¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Activistas en Chile son espiados por su Policía, ven falta de voluntad política

Los afectados acusan al gobierno de no querer cooperar y sólo empeorar la situación
Cuerpo de Carabineros resguardando Plaza Italia. Imagen: Plumas Atómicas

Activistas y defensores de derechos humanos chilenos han sido espiados por el cuerpo de Carabineros de su país desde antes de que iniciaran las movilizaciones a mediados de octubre. Así lo revelaron documentos publicados por el medio chileno Interferencia y confirmaron dos de los “blancos de interés” para el gobierno andino a Plumas Atómicas.

También te recomendamos: Así vive Plumas Atómicas las protestas en Chile

El pasado 3 de noviembre, Interferencia publicó un documento de inteligencia del cuerpo de Carabineros de Chile, la policía de ese país, en el cual se da luz a la infiltración de uno de sus agentes a un evento de conmemoración por el Día Internacional del Detenido Desaparecido, el pasado 30 de agosto, en la Universidad de Chile.

“Se da inicio al acto con la participación de 100 personas aproximadamente pertenecientes a diferentes agrupaciones de DD.HH, en la que solo se observaron banderas de las Juventudes Comunistas (JJCC)”, dice el reporte de Carabineros.

Al evento asistieron Lorena Pizarro, de la presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD), así como otros integrantes del mismo organismo. También estaban en el evento Emilia Schneider, presidenta de la Federación de Estudiantes Chilenos (FECH), y Faride Zerán, periodista y vicerrectora de extensión y comunicaciones de la Universidad de Chile.

Captura de pantalla del informe de Carabineros tras infiltración a evento en Universidad de Chile. Imagen: Interferencia

“El precedente es fatal porque finalmente se trata de espiar a gente del mundo social, a gente de movimientos sociales”, nos comentó Faride Zerán vía telefónica. “Estamos hablando de un acto de derechos humanos, (…) estamos hablando de un acto que uno asumiría es un acto público, lo que te refleja el nivel de delirio de la policía de declararnos como ‘blanco de interés'”.

Para Zerán, quien vivió la época de la dictadura, este tipo de prácticas en tiempos de la democracia no es algo que ella esperaba que se siguieran haciendo. Para Emilia Schneider, de la FECH, revela también un problema grave.

“Yo creo que viene a confirmar algo que ya sabemos. Es que justamente estamos viviendo en Chile un quiebre de la democracia muy profundo”, dijo Schneider a Plumas Atómicas. “Tenemos las violaciones a derechos humanos tan brutales que hemos visto en el último tiempo, las muertes, los asesinatos, las violaciones, y ahora también la persecución política y la afectación de derechos a la libertad de pensamiento, la libertad de asociación”.

La marcha del viernes 25 de octubre se le llamó #LaMarchaMasGrandeDeChile (Fotografía: Esteban González / Plumas Atómicas)

Ante este tipo de reportes, Zerán, Schneider, Pizarro y otros activistas y defensores de derechos humanos presentaron una querella criminal contra los titular del cuerpo de Carabineros de Chile y el Ministro de Interior, Mario Rozas y Gonzalo Blumel, respectivamente.

La querella se presentó a sólo unos días de que el presidente de Chile, Sebastián Piñera, renovara a su gabinete tras la marcha más grande en la historia del país andino, donde aproximadamente millón y medio de personas salieron a marchar al corazón de la capital, Plaza Italia.

Zerán ahondó que las marchas han sido pacíficas, donde gente de todos los sectores marchan, y destaca que lo que se busca es la dignidad y cuestionar a un sistema que condena a los individuos a ser un objeto de consumo.

Van más de tres semanas desde que comenzaron las movilizaciones en Chile, tras el alza a la tarifa del Metro. Esto derivó en manifestaciones que se dan de manera diaria en la capital y otras partes de la nación andina. Schneider acusa al cuerpo de Carabineros de vulnerar a la democracia.

“Lo grave es que el gobierno, que son los responsables políticos, no están dando ni un paso atrás”, agregó Schneider. “No se han pronunciado al igual que con el resto de las violaciones a derechos humanos. No vemos una voluntad política de terminar esto, lo que es muy preocupante”.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), hasta el 10 de noviembre van más de 5 mil 600 detenidos y 2 mil ingresos a hospitales. Además se han presentado 5 querellas por homicidio y 52 por violencia sexual. Este tipo de violaciones a derechos humanos se han documentado desde los primeros días de las manifestaciones.