Video muestra a niñera golpeando a gemelos; PGJ exige ‘más pruebas’

La difusión de los videos en los que se mostraba cómo una niñera golpeaba a unos gemelos en Tlaxcala, hizo que el caso avanzara. Los padres presentaron la denuncia por violencia contra los menores de edad, con las pruebas fehacientes e indudables que representan los clips de video, pero la Procuraduría General de Justicia de Tlaxcala dijo que… ahorita no; igual y más al ratito.

Los materiales presentados por los padres de familias, gracias a las cámaras de video-grabación al interior de su casa, evidencian la forma en que esta persona violentaba a los menores con agresiones física. Se observa cómo patea a uno de los menores, así mismo cómo la golpea en el rostro y cabeza, además de usar un control remoto para el mismo propósito.

Sin embargo, la PGJ de Tlaxcala exigió más pruebas porque al parecer verlo frente a sus ojos, en video, con fecha y hora, nombres de víctima y agresor no es suficiente para determinar el delito. Si bien, puede ser pertinente que se presenten otras pruebas para asignar más responsabilidades jurídicas sobre la acusada, esto debería bastar, porque no hay forma en que ella pueda decir que no lo hizo.

Así mismo, las mismas autoridades que llevan el caso, le sugirieron a los padres de familia que no procedieran de manera penal, porque se trata de un delito menor. Tal vez quisieron decir que se trata de un delito sobre menores, porque claramente las agresiones, por más que no se castiguen fuertemente de manera jurídica, no es su papel recomendar a los padres no proceder conforme a derecho.

Ahora, tras los videos y la conmoción que causó en la opinión pública estas imágenes, los padres de los gemelos han denunciado recibir amenazas por parte de la familia de esta niñera, toda vez que no se ha dejado de seguir el caso y que, evidentemente, no harán caso a la recomendación injustificada de la PGJ.

En lo que se resuelve la culpabilidad y castigo para la agresora, tendrá que seguir siendo lo más importante evaluar la condición física y mental de ambos niños para corroborar que la violencia ejercida sobre ellos no tendrá efectos negativos a futuro; y, claro, también, por más menor que sea el delito el proceder dependerá de los que denuncian, no de la instancia mediadora.

Con información de Excélsior

Por: Redacción PA.