Detienen a rabino en Israel por tener a mujeres y niños en la esclavitud

El rabino explotaba sexualmente a las víctimas y se cree que pudo haber abusado de los niños
(Imagen: Emaze)

Un rabino judío fue acusado de tener en condiciones de esclavitud a decenas de mujeres y sus hijos en un conjunto habitacional en la ciudad de Jerusalén, Israel, donde lideraba una secta. 

Te recomendamos leer: ‘Sectas coaching’, peligrosa estafa que llegó a México

La policía del régimen de Tel Aviv detuvo al hombre de 60 años junto con ocho mujeres sospechosas de haber cooperado con él. Se le reconocía como líder de “una comunidad cerrada”, habitada por el rabino con las mujeres y sus hijos en condiciones de esclavitud y aislamiento social.

Detuvieron al rabino tras dos meses de investigación (Imagen: Imagen Zacatecas)

La policía accedió al complejo y encontró a 50 mujeres y numerosos niños menores de 5 años encarcelados. Sin embargo, desde dos meses antes ya tenían una investigación en curso sobre las actividades el rabino.

Las víctimas debían trabajar en oficios aprobados por el rabino y darle una parte de su salario. También eran explotadas sexualmente y se cree que pudo haber abusado de los niños.

Por si fuera poco, debían pedir permiso al rabino para cualquier actividad y tenían que solicitar la aprobación en caso de requerir atención médica o ir al hospital. 

Al principio, las mujeres eran tratadas bien, pero conforme avanzaba su integración a la comunidad, el maltrato físico y psicológico hacía aparición.

Un agente policial implicado en la investigación, indicó que les quemaba los dedos con fuego “para que entendieran cómo es el infierno”.

La secta llevaba varios años esclavizando mujeres y niños (Imagen: En Contacto)

Desde 2011, familiares de víctimas esclavizadas por el rabino hicieron denuncias a la policía. Sin embargo, los agentes no hicieron nada al respecto diciendo que las mujeres eran adultas y habían decidido unirse a esta comunidad voluntariamente.

En 2015, fue detenido por sospechas similares, pero consiguió librarse gracias a que varios miembros de la secta testificaron en su favor.

La esclavitud disfrazada de religión ha sido nido de centenares de abusos en el mundo. 

En 2018, 565 brasileños fueron encontrados en una hacienda propiedad de una secta religiosa prestando sus servicios a la secta “Comunidad Evangélica Jesús, la Verdad que Marca”.

En este grupo, las personas estaban sometidas condiciones de trabajo inhumanas y obtenían sólo la vivienda y alimentación como pago. Se les manipulaba psicológicamente haciéndoles creer que pertenecían a una comunidad santa.

Con información de: DW y El Universal

Publicidad