Papa culpa al Diablo por pederastas en la Iglesia

Para el Papa Francisco, el Diablo (sí, ese monigote rojo y cornudo) es el principal responsable de los casos de pederastia y abuso de menores dentro de la Iglesia Católica. Así lo dijo en un mensaje comunicado el 29 de septiembre pasado:

El diablo está vivo, goza de buena salud y está haciendo horas extra para erosionar a la Iglesia Católica“. (Vía: Excélsior)

En el Vaticano la policía interrumpió una orgía gay con drogas 

No crean que el único, único culpable es el Ángel caído… también tiene un poquito de culpa que la Iglesia “no se haya dado cuenta de sus errores”:

(La Iglesia debe ser) salvada de los ataques del maligno, el gran acusador, y, al mismo tiempo, ser más consciente de su culpa, sus errores y abusos cometidos en el presente y el pasado“. (Vía: El Universal)

Entonces: sí hay un poquito de culpa de la Iglesia… aunque no queda claro que sea culpable de los miles de casos de abuso sexual contra menores, sino de los “errores y abusos” del pasado”: ¿la Inquisición, la Conquista, las Cruzada, cuál de todos los “errores y abusos”?

Víctimas de abusos clericales se manifiestan en el Vaticano

Francisco ha hecho hasta lo imposible para que nos quede claro a todos que él de verdad cree que el Diablo es una figura real en el mundo: no es ni un símbolo ni una metáfora de lo terrible de la condición humana, menos una alegoría de la ambición humana, como lo hubiera querido Milton. No. Para Francisco, hay un señor con pantalones rojos y tridente en el mundo y él es directamente responsable de todo el mal en este plano terreno.

En abril del 2013, a los pocos meses de haber sido nombrado el nuevo sucesor de Pedro en el Vaticano, lanzó un mensaje en el que no deja mucho espacio a dudas o interpretaciones:

No deberíamos pensar en el diablo como un mito, una representación, un símbolo, una forma de hablar o una idea. Este error nos llevaría a bajar la guardia, crecer sin preocupaciones y terminar siendo más vulnerables“. (Vía: El Universal)

Sin duda, encontrar al principal responsable de miles de casos de abuso es un avance importantísimo para que se haga justicia para todas las vidas marcadas por esos sacerdotes. Ahora, la pregunta que queda es si las víctimas estarán satisfechas con la respuesta del Papa. ¿Ustedes qué creen?

Por: Redacción PA.