El inodoro inclinado que mejora la productividad de los trabajadores

¿Un abuso del capitalismo o una alternativa más saludable para hacer las necesidades?
Inodoro inclinado (Imagen: Yahoo Noticias)

Cinco minutos serán suficientes en el standard toilet (inodoro estándar), un inodoro inclinado diseñado para mejorar la postura el evacuar y prevenir hemorroides. Sin embargo, ese no es el único beneficio para las empresas que ya lo han adquirido. Al parecer, también es la herramienta perfecta para que sus empleados no pasen más del tiempo necesario en el baño.

Te recomendamos leer: Ann Makosinski: la joven que inventó la linterna corporal

¿Harto de la rutina has ido a perder tiempo en el baño como un espacio seguro para huir del trabajo que en teoría deberías estar haciendo? ¿O quizás eres un jefe cuyos empleados desesperan por recurrir a esta práctica? Sin importar quien seas, el inodoro inclinado sacará del baño a cualquiera que pase más de 5 o 7 minutos, de acuerdo a sus creadores.

El inodoro inclinado pretende mejorar la productividad de los trabajadores (Imagen: Giphy)

Nacido en el Reino Unido, este inodoro cuenta con una inclinación de 13 grados hacia adelante a modo que la tensión se concentre en las piernas. Esta modificación del inodoro convencional trae como ventaja la reducción de posibilidades de desarrollar hemorroides. 

Acorde a su mecanismo, después de cinco minutos de estar sentado a 13 grados de inclinación, se genera una presión sobre las piernas (Imagen: Magnet)

También comentado por sus inventores, está el valor agregado más apreciado por empresas: mejorar la productividad de sus empleados. Porque no vamos a mentir, es bastante común ir a perderse en el baño con el fin de ausentarse un rato del espacio de trabajo, y dejar de contar los minutos que quedan para escapar a casa.

De acuerdo a una encuesta realizada este año en ocho ciudades de Reino Unido, los participantes pasaban 28 minutos al día en el baño a lo largo de su jornada de trabajo.

Lo que puede para unos puede parecer un atentado del capitalismo hacia la libertad del trabajador, representa una ganancia para los líderes empresariales. Así lo cree Mahabir Gill, desarrollador del inodoro inclinado, quien asegura que tan sólo en Reino Unido, 5.2 millones de dólares al año son perdidos por la industria y el comercio, gracias a las largas pausas en el baño de los empleados.

Con información de: BBC

Publicidad