Fotos denuncian el maltrato de un laboratorio a monos: les perforaban el cráneo y se los pegaban con cemento

Una universidad de Bélgica sometió a los monos a crueles experimentos cerebrales; aseguran que no hay otra alternativa
(Imagen: Pixabay)

Los activistas por los derechos de los animales exigen el fin de los experimentos cerebrales con monos en una universidad belga donde los primates tienen perforaciones en el cráneo y con cemento les pegaron una barra. Esto luego de denunciar el hecho con fotos.

También te recomendamos: Isla de los Monos: Hogar de chimpancés abandonados y enfermos

Las fotos muestran que los monos en la Universidad KU Leuven tienen electrodos implantados en sus cerebros y varillas pegadas a sus cabezas con cemento.

(Imagen: Animal Rights)

Los hechos fueron denunciados por el grupo actvista holandés Animal Rights, que explican:

“Los electrodos se implantan en el cerebro a través de perforaciones en el cráneo. El cemento se utiliza para sujetar una varilla de fijación o ‘sombrero’ al cráneo. Esta varilla sirve para fijar la cabeza de los monos durante posteriores mediciones cerebrales. Los animales tienen que pasar por intensos programas de entrenamiento durante meses y se les somete a estrictas dietas de agua para obligarlos a cooperar con los investigadores.”

Los activistas dicen que 12 monos rhesus están siendo sometidos a experimentos cerebrales y la mayoría de ellos serán asesinados cuando se completen los estudios financiados por los contribuyentes.

(Imagen: Animal Rights)

La respuesta de la universidad

La universidad dice que el uso de animales es necesario, y señala que los avances en la investigación del Alzheimer que se han logrado con experimentos con monos.

“Ciertos procesos se pueden estudiar en tubos de ensayo. Algunos estudios se pueden hacer en humanos. En otros casos, los animales son necesarios”, argumenta la universidad, de acuerdo con el Daily Mail.

De acuerdo con Animal Rights,  los investigadores se estaban beneficiando de un subsidio de 1.8 millones de euros de los contribuyentes belgas para sus controvertidos experimentos.

Además de los 12 monos en este experimento, la universidad tiene decenas más de animales encerrados en sus laboratorios, afirman los activistas.

“Los experimentos cerebrales causan mucho sufrimiento a los monos ”, asegura el grupo mientras instan a las personas a firmar una petición pidiendo la liberación de los monos.

Asimismo, convocaron a una protesta silenciosa en las instalaciones de la universidad para el 1 de octubre.

Con información de Animal Rights