En Australia sacrificarán a 10 mil camellos para combatir la sequía

Contratarán a cazadores profesionales para sacrificar a los camellos
En Australia sacrificarán a 10 mil camellos para combatir la sequía. (Imagen:Twitter)

Australia enfrenta una crisis ambiental que ha obligado a  las autoridades a tomar medidas drásticas. Se sacrificarán a 10 mil camellos para enfrentar los problemas ocasionados por una sequía presente en la entidad. 

También te recomendamos: La sequía en Zimbabwe está acabando con los elefantes

Según refieren los dirigentes de diversos territorios australianos la cantidad de agua que toman los camellos, la sequía en la región y la cantidad de incendios activos los han obligado a tomar una decisión drástica.

Se sacrificarán cerca de 10 mil camellos, esta decisión fue tomada por autoridades de los territorios de Anangu Pitjantjatjara Yankunytjara  (APY) que se ubica al sur de Australia. Según su criterio, esta decisión protegerá los acuíferos de los que dependen algunas comunidades, pues la comunidad de camellos alberga un número que en estos momentos es insostenible.

10 mil camellos serán sacrificados. (Imagen: Twitter)

Miembros de APY emitieron esta información mediante un comunicado en redes sociales en el que señalaban que el sacrificio de los animales podría ser la mejor opción para combatir la sequía en la región.

Medios como La Nación han señalado que si bien los camellos no son una especie nativa de la región, el número de ejemplares y su consumo de agua tiene diversas consecuencias que a largo plazo son difíciles de afrontar.

Hay una feroz competencia por acceder al agua que está provocando estampidas que terminan con la muerte de algunos de ellos y sus cadáveres terminan contaminado ríos y lagos”. (Vía: La Nación)

Se contratarán a cazadores profesionales para para matar a los camellos, asimismo se utilizarán helicópteros para que el sacrificio de los animales se realice de manera organizada.

El sacrificio de camellos australianos comienza este miércoles y se estima que durará por lo menos durante cinco días. Hasta el momento se desconoce si alguna organización se ha declarado en contra de esta medida.

Con información de: La Nación