Estafadores en el mercado inmobiliario se aprovechan de damnificados del sismo

Una investigación del portal Sin Embargo, develó una red de estafadores que opera en el mercado inmobiliario de CDMX, la cual se ha aprovechado de la demanda de vivienda que ha aumentado después del sismo del 19 de septiembre.

Básicamente, estos estafadores ofrecen departamentos a la renta por debajo de los precios del mercado con el fin de enganchar a personas que están en busca de una vivienda, para simular un arrendamiento.

La investigación, muestra de manera pormenorizada el modus operandi de esta red de estafadores inmobiliarios:

En primer lugar, estos delincuentes extraen la información sobre los inmuebles en renta, la cual incluye: ubicación, tamaño, fotografías y características particulares. Dicha información después es vaciada a sitios web apócrifos que funcionan como plataformas de publicidad, en donde, por supuesto, el precio de la vivienda aparece por debajo del precio real, es decir, si un departamento tiene un precio de renta de 14 mil pesos al meso, estos sitios los ofrecen a 4 mil pesos.

Ya que el anuncio apócrifo circula en la red, los estafadores esperan a que los consumidores los contacten, la probabilidad de éxito radica en los anuncios de inmuebles que se encuentran en zonas de alta demanda. Ya que las personas mandan su contacto, los estafadores contactan a las víctimas, dicen que son propietarios únicos y hacen ofertas más jugosas, de convencer a las víctimas, arreglan una transacción vía la plataforma Airbnb, con la finalidad de generar confianza.

El precio bajo lo justifican a partir de una historia en donde el supuesto arrendador se encuentra viviendo fuera del país, por lo que busca llegar a un buen trato. El precio de los departamentos supuestamente incluye servicios y hasta televisión de paga.

Por todos estos beneficios, los estafadores hacen creer a las víctimas que hay una sobredemanda de su inmueble, por lo que aseguran que será entregado a la persona que mande sus datos primero. Lo que piden es: nombre completo, fecha de nacimiento, dirección actual, teléfono, correo y el tiempo que se quedará en el la vivienda; ya que las víctimas envían sus datos, se les pide esperar una confirmación de Airbnb, la cual dice que cuando el pago sea procesado correctamente las llaves serán enviadas desde “Wisconsin, Estados Unidos”.

En este proceso, los estafadores maquillan los datos de las víctimas y envían un correo con los logos de la empresa Airbnb, en este, viene un número de cuenta de Banamex a nombre de alguien distinto al arrendador. Evidentemente la estafa finaliza cuando las personas entregan el dinero y no vuelven a saber del supuesto arrendador.

Algunas recomendaciones para no caer en este tipo de fraudes son:

  • No te pueden pedir dinero para mostrarte un departamento.
  • No te pueden pedir dinero para darte ñas llaves.
  • Todo trato se debe hacer cara a cara con el propietario o con un representante.
  • No debe haber ningún pago hasta la firma de un contrato.
  • Solicitar información por escrito.
  • Hacer los pagos por transferencia bancaria después de firmar el contrato.
  • Pedir referencias del supuesto arrendador.