Los 8 temas que marcaron a la economía mexicana en 2017

Podríamos decir que el concepto de incertidumbre es el que define a la economía mexicana en 2017, ya que convergieron, al mismo tiempo, transformaciones estructurales a nivel interno junto con algunas convulsiones externas que tuvieron efecto en nuestro sistema económico.

Los balances generales podríamos decir que fueron mediocres, ya que el ritmo de crecimiento sigue siendo bajo, de entre 1.8 y 2.5%, sin embargo e independientemente de las percepciones, estamos muy lejos de estar en una crisis económica, de hecho, el que hayamos crecido comprueba que nuestra economía se expandió aunque sea un poco; crecimiento finalmente es crecimiento.

“Crecimos poco en 2017, pero estamos lejos de una crisis”.

Sin embargo, también hubo cuentas pendientes, sobre todo en que la estabilidad económica no se ha traducido en una mejora del poder adquisitivo de las personas, lo cual ha llevado a un contexto de poca confianza y de percepción negativa de parte de las personas.

Esto indudablemente nos lleva al tema salarial, el cual ha dejado mucho que desear no solo este año, sino por lo menos en los últimos 10, ya que los salarios promedio prácticamente no se han movido en ese lapso a pesar de que en muchos sectores la productividad ha aumentado considerablemente.

Más allá de todo eso, aquí te enumeramos los 9 sucesos que marcaron la economía mexicana en 2017:

1.- Renegociación del TLCAN

Las renegociaciones del TLCAN comenzaron en el mes de agosto y al parecer continuarán hasta el año próximo. A pesar de las amenazas de Trump de salir del acuerdo, ningún representante estadounidense se ha parado siquiera de la mesa, de hecho, parece ser que estas amenazas cada vez tienen menos efectos en los mercados quienes apenas reaccionan ante ellas.

Esto no quiere decir que no haya un escenario de incertidumbre por una posible salida de Estados Unidos del tratado, lo cual si tendría efectos directos e inmediatos para nosotros. En resumen: el acuerdo se sigue negociando y los avances han sido pocos ya que los representantes estadounidenses siguen insistiendo con propuestas absurdas como el déficit comercial, la derogación del Capítulo 19 y la cláusula “sunshine”.

Ver: “Las 6 propuestas ilógicas, irrealizables y absurdas de Trump en la renegociación del TLCAN”

2.- La reforma fiscal de Estados Unidos

Para muchos analistas, la aprobación de la reforma fiscal en Estados Unidos representa un riesgo mayor para nuestro país que la propia derogación del TLCAN. Para explicarlo de forma sencilla, la reforma busca reducir el ISR corporativo del 38% al 20%, lo cual podría generar que las empresas opten por mover su domicilio fiscal a ese país.

En ese sentido, no peligran los empleos, sino la recaudación del gobierno mexicano a las empresas que operan en el país, de ahí la incertidumbre.

Ver: “¿Por qué nos debe preocupar más la reforma fiscal en EU que la cancelación del TLCAN?”

3.- Liberalización de los energéticos e inflación

La liberalización de los precios de las gasolinas (también conocido como “gasolinazo”) y del gas LP fue una medida sumamente impopular, pero económicamente correcta, ya que se eliminó el subsidio gubernamental a estos productos, que por muchos años generaron una distorsión en el mercado, así como gasto público innecesario.

Las consecuencias de romper esa burbuja económica las sabemos todos: un impacto inflacionario durante todo el año llegando a un tope de cerca del 6.5%, lo cual representa el doble del rango establecido por el Banco de México de +/-1 sobre el 3%.  Pero tampoco es un tema para alarmarse ya que se espera que para finales del año próximo la inflación se estabilice en el rango del 3%.

Ver:“‘Gasolinazo’ aumenta presiones inflacionarias”

4.- Tendencia alcista de la tasa de interés

Este año, la política monetaria de México estuvo definida por el encarecimiento de la oferta del dinero, es decir, a una tendencia alcista de la tasa de interés referencial. Este ciclo a la alza se debe, en primer lugar, a la recuperación económica de Estados Unidos que produjo que la FED eliminara sus tasas cercanas a 0, lo cual en países como México trae políticas alcistas.

En segundo lugar la tendencia alcista buscó estabilizar las presiones inflacionarias a partir de reducir el consumo encareciendo el crédito. Está por verse cómo afectará al consumo esta tendencia.

Ver: “¿Cómo te afecta el alza de la tasa de interés en Estados Unidos?”

5.- Entorno internacional complicado

Parte de las bajas expectativas de crecimiento para este año tienen que ver no solo con la incertidumbre causada por Donald Trump, sino también por la desaceleración de las economías asiáticas más importantes, sobre todo China y Japón.

Volteando hacia el sur pasa lo mismo: las economías sudamericanas más grandes enfrentan un periodo de transición después de sus aventuras en el socialismo del siglo XXI. El caso más icónico es el de Brasil, cuya economía se ha desacelerado después de los escándalos de corrupción que involucraron a todo el aparato gubernamental y a todas las fuerzas políticas; Odebrecht es el caso paradigmático ya que literalmente involucra a toda América Latina, en el caso mexicano a Pemex y a su ex director, Emilio Lozoya.

Ver: “China está a punto de volverse el país comunista más longevo, ¿qué tanto ha cambiado en estos años?”

6.- Tema salarial en México

La renegociación del TLCAN abrió el tema sobre los problemas salariales en México, ya que Estados Unidos y Canadá acusaron a México de mantener los sueldos bajos de manera intencional para competir de forma desleal.

Este problema es real ya que en nuestro país el salario promedio que es de entre 6 y 8 mil pesos mensuales, además de que no ha cambiado en la última década, no acaba por otorgar un poder adquisitivo significativo para las personas. El caso del salario mínimo sigue por debajo de la línea de bienestar establecida por el Coneval a pesar de que se aumentó a 88.36 pesos diarios.

Ver: “Vivir con el salario mínimo es literalmente imposible”

7.- Sismos del 7 y 19 de septiembre

Los sismos del pasado 7 y 19 de septiembre que afectaron principalmente a los estados de Chiapas, Oaxaca, Morelos, Puebla y Ciudad de México tuvieron consecuencias en las economías locales, ya que estamos hablando que en varios municipios, además de que las personas perdieron su patrimonio, muchas de ellas perdieron su empleo de manera temporal y permanente.

Según cifras del gobierno federal, el costo de los sismos es de 48 mil millones de pesos. La mayoría de las pérdidas y de los daños económicos se dieron principalmente en Chiapas y Oaxaca, estados de por sí con graves problemas económicos.

Ver: “Se ajustan costos de reconstrucción por sismos, pasan de 37 mil mdp a 48 mil mdp”

8.- Elecciones 2018

La incertidumbre por el proceso electoral en los mercados es un problema al que nos enfrentaremos el año próximo. Sin embargo, durante las elecciones del Estado de México pudimos ver cierta volatilidad en los mercados, que podrían servirnos como referencia para lo que se viene en el proceso electoral 2018.

Ver: “FMI: entorno de incertidumbre producirá desaceleración económica en México para 2018”

 

 

Publicidad