En su informe “Perspectivas económicas: Las Américas 2017” el Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé un panorama de incertidumbre para México en 2018 causado por varios factores, tanto exógenos, como endógenos: las elecciones federales del año próximo, la posibilidad de la derogación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el debilitamiento del Estado de derecho, la inseguridad y la corrupción.

A raíz de este entorno de incertidumbre y volatilidad, el organismo financiero internacional redujo las perspectivas de crecimiento para nuestro país para el año próximo, en donde pasaríamos de un crecimiento de 2.1% en 2017 a uno de 1.9% en 2018. 

“No obstante, la incertidumbre en torno a las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, sumada a la incertidumbre acerca de las políticas internas y las condiciones financieras más restrictivas, constituirá un lastre cada vez más pesado para el consumo y la inversión, que anulará con creces la contribución positiva de las exportaciones netas. Se proyecta entonces que el crecimiento se desacelere a 1,9 por ciento en 2018.”

FMI México

Esta contracción se daría en un escenario en donde México no logre cerrar las negociaciones del TLCAN en el corto plazo, ya que impactaría los flujos de capital, el comercio bilateral y la confianza del consumidor, sobre todo si la opción políticas contraria al libre comercio, representada por Andrés Manuel López Obrador, aumenta sus posibilidades de ganar la elección.

Sin embargo, de lograrse un buen acuerdo y de resolver los problemas internos, el FMI adelanta que para 2020 México podría retomar un crecimiento cercano al 3% anual.  Sin embargo, existe el riesgo latente de ser el daño colateral por una desaceleración económica de Estados Unidos, o bien por ajustes en su política fiscal y monetaria.

Lagarde FMI

Por otra parte, el informe es claro en que la recuperación económica de México depende del mejoramiento de cuestiones como la seguridad y el combate a la corrupción, que no son otra cosa que el fortalecimiento del Estado de derecho. Para el FMI estos problemas han sido obstáculos muy fuertes para que el país se fortalezca económicamente .

En términos meramente económicos, el FMI recomienda a México varias cosas como: seguir con las políticas monetarias que preservan la estabilidad macroeconómica; continuar vigilando el nivel de la deuda respecto al PIB y seguir controlando los niveles inflacionarios hasta retomar el 3% establecido por el banco central.

Como podemos ver la tarea que tiene nuestro país no es sencilla, pero tampoco es nueva, ya que en realidad el informe del FMI no nos dice algo que no sepamos. (Vía: Fondo Monetario Internacional)