Condena de Javier Duarte fue suspendida

Aunque la condena fue suspendida, el ex gobernador sigue en prisión preventiva
La condena de Javier Duarte fue suspendida. (Imagen: Twitter)

Un juez suspendió la condena de nueve años de Javier Duarte. También detuvo el pago de la multa por 58 mil pesos y el decomiso de 41 propiedades. No obstante, permanecerá en prisión preventiva.

El juez del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte, Marco Antonio Fuerte Tapia, dio una suspensión de oficio y de plano al ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte.

Dicha suspensión dictamina que no se ejecute la sentencia de nueve años de cárcel. Asimismo,  imposibilita el decomiso de 41 propiedades y la multa de 58 mil 890 pesos que le había sido impuesta a Javier Duarte. Aunque se suspendiera la condena, el ex mandatario debe permanecer en el reclusorio.

En este sentido, la suspensión no significa que Duarte vaya a salir libre, simplemente permanecerá sujeto a prisión preventiva hasta que se dicte una nueva resolución.

En la nueva resolución podría resolverse que la actual condena se apega a derecho y, por tanto, es legítima. No obstante, también podría modificarse.

Su abogado explicó de manera detallada qué sucede con esta suspensión de sentencia:

“Esta suspensión no incide en el tema de su libertad, todavía no hay una resolución. El acto reclamado es el acuerdo por el cual no se tuvo interpuesta la apelación contra la resolución del abreviado. Todos los inmuebles que fueron materia de decomiso no se pueden ejecutar, hasta en tanto cause estado esta sentencia y no ha causado estado, y se suspende para que las cosas permanezcan en el estado que actualmente guardan”. (Vía: Proceso)

De tal manera, la condena del ex gobernador de Veracruz no será recortada o anulada. La única manera en que podría verse alterada sería si los tribunales concedieran un amparo a Duarte.

Recientemente, el ex mandatario ha revelado tanto un video como una entrevista en la que dijo haber confesado su culpabilidad por los delitos de corrupción y lavado de dinero para proteger a su familia.

En ambos documentos señaló al ex presidente Enrique Peña Nieto, quien supuestamente le dio dinero para pagar un soborno a la Procuraduría General de Justicia (PGR).

Sin embargo, estas declaraciones no han cambiado su estado jurídico y tampoco desembocaron en una investigación en contra del ex presidente. De tal manera, todo parecería quedar en un intento fallido por parte de Duarte para recuperar su libertad.

Deberíamos preguntarnos por qué pareciera que, bajo la supuesta política moral de AMLO, no habrá juicios contra ex presidentes.

Con información de: El Financiero