Laboratorio de Wuhan tiene 3 cepas de coronavirus de murciélago; asegura que ninguno causó la pandemia

Estados Unidos ha impulsado la teoría de que el SARS-CoV-2 es de fabricación humana
(Imagen: Pixabay)

El instituto de virología de Wuhan, la ciudad donde surgió la pandemia de COVID-19, tiene tres cepas vivas de coronavirus de murciélago en sus instalaciones, pero ninguna coincide con el virus SARS-CoV-2 que ha cobrado cientos de miles de vida, dijo su directora.

También te recomendamos: Coronavirus: Reportes indican que China ocultó que el virus apareció antes de diciembre

Los científicos creen que el coronavirus que causa COVID-19, que surgió por primera vez en Wuhan y que ha causado la muerte de más de 340,000 personas en todo el mundo, se originó en murciélagos y podría haberse transmitido a las personas a través de otro mamífero.

Pero la directora del Instituto de Virología de Wuhan le dijo a la emisora estatal CGTN que las afirmaciones hechas por el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, entre otros, de que el coronavirus podría haberse filtrado de la instalación fueron “puras mentiras”.

En la entrevista filmada el 13 de mayo pero transmitida el sábado por la noche, Wang Yanyi dijo que el centro “aisló y obtuvo algunos coronavirus de los murciélagos”.  (Vía: CGTN)

Wang Yanyi , directora del Insituto de Virología de Wuhan acusado de haber creado el coronavirus (Imagen: CGTN)

“Ahora tenemos tres cepas de virus vivos […] Pero su mayor similitud con el SARS-CoV-2 solo alcanza el 79.8 por ciento”, dijo, refiriéndose a la cepa de coronavirus que causa COVID-19. (Vía: CGTN)

Uno de sus equipos de investigación, dirigido por el profesor Shi Zhengli, ha estado investigando coronavirus de murciélago desde 2004 y se centró en el “rastreo de origen del SARS”, la cepa detrás de otro brote del coronavirus de hace casi dos décadas.

“Sabemos que todo el genoma del SARS-CoV-2 es solo un 80 por ciento similar al del SARS. Es una diferencia obvia”, dijo. “Entonces, en la investigación pasada del profesor Shi, no se prestó atención a esos virus que son menos similares al virus del SARS”. (Vía: CGTN)

Los rumores de conspiración de que el laboratorio de bioseguridad estuvo involucrado en el brote se extendió en internet durante meses antes de que Trump y el Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, buscaran darle veracidad a esta teoría al afirmar que hay evidencia de que el patógeno provino del instituto.

El laboratorio dijo que recibió muestras del virus entonces desconocido el 30 de diciembre, determinó la secuencia del genoma viral el 2 de enero y envió información sobre el patógeno a la OMS el 11 de enero.

Wang dijo en la entrevista que antes de recibir muestras en diciembre, su equipo nunca había “encontrado, investigado o mantenido el virus”. (Vía: CGTN)

“De hecho, como todos los demás, ni siquiera sabíamos que existía el virus”, dijo. “¿Cómo podría haberse filtrado de nuestro laboratorio cuando nunca lo tuvimos?” (Vía: CGTN)

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo que Washington no había ofrecido evidencia para apoyar las afirmaciones “especulativas”.

Con información de CGTN