¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Crisis nerviosas y ataques de pánico dominan heridos en el macrosimulacro

A dos años del sismo, así se vivió el macrosimulacro del 19S
Hubo 26 lesionados durante el macrosismo, la mayoría con crisis nerviosa o ataques de pánico. Foto: ANDREA MURCIA /CUARTOSCURO

Este 19 de septiembre se realizó otro macrosimulacro con la finalidad de estar preparados ante un sismo real. En la conferencia de prensa ocurrida después del macrosimulacro, la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum hizo una breve evaluación de éste.

Se estima que participaron 7 millones de personas en el macrosimulacro y 22,669 edificaciones que se registraron en la plataforma de Protección Civil.

Igualmente, sobrevolaron cinco helicópteros tipo cóndor y se instalaron puestos de mando en Insurgentes, Reforma, Zócalo, Eje Central y Cuauhtémoc. Participaron también 25,689 elementos de policía, 2707 patrullas, 2300 elementos del Heroico Cuerpo de Bomberos, entre otros. (Vía: Gobierno de la CDMX)

El problema, sin embargo, se dio en los altavoces. A pesar de que sonaron 12354 altavoces alrededor de la ciudad, el 4% de las alarmas sísmicas no funcionaron. Por lo que este simulacro funciona como un llamado de atención al equipo de C5 y a los mantenimientos que se realizan.

El sonido de la alarma también afectó a gran parte de la ciudadanía. Durante el macrosimulacro hubo 26 heridos. La mayoría tuvo crisis nerviosas y ataques de pánico. También se vieron desmayos, esguinces y una fractura. Todos los heridos fueron atendidos por elementos de urgencias.

El número de lesionados refiere a los daños psicológicos del sismo. Esos que no se pueden arreglar con sellador. Esos que todavía causan ansiedad cuando se escucha la alarma.

Un estudio de la UNAM demostró que 1 de cada 10 personas que experimenta un sismo puede desarrollar un complejo psicológico. Éste se puede tratar con terapias: sellador emocional. (Vía: Facultad de Medicina UNAM)

Después de un temblor, hasta 63% de las personas pueden reportar desgana, fatiga, desinterés, pérdida de peso y depresión; todos síntomas del trastorno de estrés postraumático (PTSD).

Que este macrosimulacro sirva como llamado de atención a las autoridades. Que exista un mantenimiento de los altavoces y se asegure el sonido de la alerta sísmica. Pero también que haya apoyo social.