Así operan ambulancias patito en CDMX

Los afectados aseguran que se trata de corrupción
Así operan ambulancias patito en CDMX

En la Ciudad de México se ha detectado que diversas ambulancias patito interceptan las llamadas del 911 para así poder acudir al lugar del accidente llevarse a los accidentados a un hospital.

Se presume que esta práctica la realizan confabulados con los hospitales o sanatorios de distintas partes de la ciudad.

De acuerdo a una investigación de Noticieros Televisa, Rafael Montero, uno de los afectados, aseguró que las personas que operan esas unidades son asaltantes.

“Asaltantes, esas ambulancias son asaltantes, la verdad”, comentó el afectado.

Quienes se han visto atendidos por estas personas, sienten miedo y se sienten ultrajados y vulnerables pues no logran identificar las credenciales de estos “paramédicos”.

Las ambulancias patito se roban la señal del teléfono de emergencia para ir por el paciente y, después de realizar el traslado, cobrar a los familiares cerca de seis mil pesos por ello.

De acuerdo con pacientes que han pasado por la amarga experiencia, estas ambulancias operan en conjunto con el Hospital de Cos, que se ubica en la colonia Roma en la calle de Guanajuato.

Giovanni Uribe, otra víctima de estas ambulancias falsas dijo que se fracturó el tobillo y lo ingresaron al Hospital Cos de la Roma sin acompañante y sólo lo dejaron salir hasta que pagó una cuenta de 11 mil pesos.

“Ellos insistieron en Hospital Cos que está en la Roma. Y al final, estaban aún los de la ambulancia y escuché que estaban esperando su comisión, creo que eran tres mil pesos o algo así”, dijo la víctima.

denuncian actos de corrupción entre ambulancias patito y hospitales privados. Imagen: Especial

Ante la acusación, el Hospital Cos respondió lo siguiente:

“Nosotros no tenemos ningún arreglo con ninguna ambulancia. Nosotros tenemos obligación de recibir a todos los pacientes que nos traen”, dijo Arturo González, director de la Administración del Hospital Cos.

En el caso de Rafael Montero, dijo que llamó al 911 por un caso de gastritis y que por ello, el Hospital de Cos le cobró 200 mil pesos.

“No, pues 200 mil pesos y nada. Yo creo que me pusieron una inyección para sedarme y me quede súbito, como dicen en Michoacán”, dijo Rafael Montero.

Después de ello, Arturo González, director de la Administración del Hospital Cos comentó que las declaraciones hechas por personas que afirman haber sido robadas por su clínica y por las ambulancias patito con las que se dice tienen arreglo, no son ciertas.

“No, eso no puede ser definitivamente. Nosotros lo único que hacemos es otorgarles el servicio y cobrarles como tal, y ellos -vuelvo a insistir- de ante mano firman una serie de documentos ellos y los responsables e incluso muchas veces nosotros damos el servicio y ni siquiera hacen el pago de los servicios que les otorgamos. Hemos tenido ese problema”, respondió Arturo González.

Finalmente, mientras el director de la clínica dijo que sólo hacen su trabajo y que no están ligados a esos asuntos de presunta corrupción, la Secretaría de Salud y el gobierno de la CDMX no han hecho ninguna declaración al respecto.

Con información de: Santos Briz y Noticieros Televisa.