Activan Doble Hoy No Circula y Contingencia ‘Atmosférica’ en CDMX

La medida abre la posibilidad de que, en caso de no mejorar la calidad del aire, se cancelen clases en la CDMX
Activan Doble Hoy No Circula y Contingencia en CDMX

En medio de la severa crisis por la calidad del aire en el Valle de México, la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) activó el protocolo de Contingencia Ambiental Atmosférica y Extraordinaria por partículas suspendidas PM2.5 y por ozono en la Zona Metropolitana del Valle de México, por ello, se aplica el doble hoy no circula.

¿Qué demonios es la contingencia ambiental y cómo nos afecta?

Luego de una muy fuerte discusión en redes sociales por la urgencia de declarar la contingencia ambiental según expertos y usuarios de redes y la respuesta de las autoridades, particularmente de la Ciudad de México, de que “no existe un protocolo”, finalmente los reportes de la calidad del aire confirmaron lo que ya sabían tus ojos resecos y tu tos de foca afónica: estamos mal.

Es por ello que, finalmente, se activó lo que se ha estado pidiendo desde el fin de semana: la contingencia ambiental.

¿Que qué hace esta primera fase de la contingencia? Bueno, primero, activa el Doble Hoy No Circula: mañana, de 5 a 22 horas, los autos con holograma 2 de verificación y con holograma 1 y terminación de placas non no circulan.

Esta primera fase, también, prohibe las actividades físicas en las escuelas y recomienda reducir o cancelar la actividad física de los ciudadanos, al mismo tiempo que deja abierta la posibilidad de que, de seguir empeorando la calidad del aire, se pueda cancelar las clases para prevenir daños a la salud de los estudiantes.

La Secretaría del Medio Ambiente informó también de múltiples restricciones que también tendrán los sectores industriales y de servicios, todo con el fin de que, al aplicar estas regulaciones, la calidad del aire mejore.

Según las autoridades, la situación en la que estamos se debe a los múltiples incendios que se registran tanto en la ciudad como en estados cercanos y los contaminantes se reducirán conforme estos fuegos sean controlados.

Esta medida debería de ser suficiente en sí misma para reducir las emisiones y hacer más llevadera la vida cotidiana en una ciudad que, en 2018, sólo tuvo quince días con buena calidad del aire.