Bolsas reutilizables podrían ser caldo de cultivo para bacterias

Un estudio hecho por la Universidad de Arizona refiere que 97% de las personas no lavan estas bolsas
Bolsas reutilizables, posible caldo de cultivo de bacterias. (Imagen: El Financiero)

Las bolsas reutilizables que han sustituido a las de plástico, podrían ser un ‘caldo de cultivo’ para bacterias. Así lo reveló un estudio hecho por la Universidad de Arizona.

Te recomendamos leer: CDMX: Multas de hasta 170 mil pesos a quien distribuya bolsas de plástico

De acuerdo con un estudio realizado por la Universidad de Arizona, las bolsas reutilizables podrían ser un caldo de cultivo para gérmenes y bacterias como la conocida E. Coli, entre otras.

Tras aprobarse la iniciativa de sustituir las bolsas de plástico por las reutilizables en distintos lugares del mundo debido a las afectaciones que los desechos plásticos tienen en el medio ambiente, la Universidad de Arizona analizó los beneficios y posibles problemas de usar bolsas de tela.

En su evaluación sobre el potencial de contaminación cruzada de productos alimenticios por bolsas de compra reutilizables, los investigadores de la UA revelaron que, éstas constituyen un caldo de cultivo de bacterias que representan un riesgo para la salud.

Bolsas reutilizables, posible caldo de cultivo de bacterias. (Imagen: La Nación)

Los expertos de la UA indicaron que las bolsas reutilizables están normalmente contaminadas por bacterias coliformes como la E. Coli debido a que el 97% de las personas que usan bolsas de tela o de ‘mercado’ como le conocemos en México, nunca las lavan.

No lavar ni una sola vez estas bolsas por considerar que su naturaleza ‘reutilizable’ se entiende como que no lo necesitan es lo que las ha convertido en un foco de posible infección. Es por ello que el estudio realizado por la UA las considera un caldo de cultivo de bacterias y gérmenes de no lavarlas con frecuencia.

Bolsas reutilizables, posible caldo de cultivo de bacterias. (Imagen: Omnia)

Las bacterias y gérmenes están en todos lados, por lo que, no lavar las bolsas reutilizables las hace propensas a fungir como un ‘lleva y trae’ de éstas que a su vez pueden contaminar los alimentos que son transportados en ellas. Asimismo, las bolsas, al ser puestas en el piso, guardadas sin lavar, en condiciones húmedas y cálidas, pueden convertirse en un riesgo para la salud y el estado de los alimentos.

La UA refirió que aunque la solución parece ser lavarlas, se debe hacer mucho más, pues la nueva política de usar bolsas reutilizables como medida de cuidado al medio ambiente requiere mucho más que sólo usarlas en sustitución de las de plástico: se necesita que los alimentos que se transporten en ellas también estén en buenas condiciones y que no se vuelvan un foco de enfermedades por una mala higiene.

Ante ello, la Agencia de Alimentos Británica (FSA), indicó que las carnes, vegetales y alimentos que sean transportados en bolsas reutilizables deben cumplir con ciertos criterios de higiene y de separación de otros productos. La agencia refiere que la carne de pollo, por ejemplo, es una de las principales fuentes de infección de la bacteria Campylobacter jejuni, por lo que ésta, junto con otras carnes como el pescado y mariscos, deben ser tratadas con cuidado antes de cocinarlas.

Según menciona la UA, esta alerta sobre lavar las bolsas reutilizables llega luego de que un estudio de la Universidad de Pennsylvania indicara que el 8% de las bolsas de tela dieron positivo ante la presencia de la bacteria E. Coli en San Francisco tras la prohibición de bolsas de plástico en 2007.

Bolsas reutilizables, posible caldo de cultivo de bacterias. (Imagen: Directo al Paladar)

Es por ello que, la UA, junto con la Agencia de Alimentos Británica, sugieren los siguientes pasos para reducir el riesgo de presencia de bacterias en las bolsas y en los alimentos:

  1. Lavar y secar las bolsas con frecuencia, con la finalidad de mantener en niveles muy bajos o en cero las posibilidades de que, donde transportamos nuestros alimentos, se convierta en un foco de infección o enfermedades
  2. Separar las carnes crudas de otras y transportarlas en papel estraza o en algún tupper que también sea lavado y desinfectado con frecuencia.
  3. No poner las bolsas reutilizables en zonas altamente antihigiénicas como el piso, los baños o incluso los carritos de supermercado, que son considerados por la FSA como uno de los lugares más contaminados del supermercado.
  4. Usar un tupper para cada tipo de carne y no mezclarlas en uno solo o en una bolsa de plástico. Esto, para evitar la contaminación cruzada.
  5. Guardar las bolsas reutilizables y los tuppers usados para transportar las carnes en lugares secos. Las temperaturas altas pueden contribuir al crecimiento o brote de bacterias en los alimentos.
  6. No mantener los alimentos guardados en las bolsas reutilizables por mucho tiempo; resguardarlos en refrigeración si lo necesitan.

Por otro lado, la UA refiere que aunque algunos fabricantes están considerando crear bolsas reutilizables con sustancias antibacterianas, éstas no sustituirían en nada una buena higiene y los buenos hábitos de transporte de alimentos que se deben adquirir a la par del uso de bolsas reutilizables en beneficio del medio ambiente.