Feminicida de Ecatepec: el ‘monstruo’ real es la impunidad

El jueves 4 de octubre, en la colonia Jardines de Morelos, fue detenido el llamado “Monstruo de Ecatepec”: un hombre que habría asesinado y descuartizado al menos a 10 mujeres. A pesar de que en México existe una crisis de feminicidios registrados desde 1993, gran parte de los medios mexicanos ha tratado el caso como una anomalía a partir del perfil psiquiátrico del asesino.

Detienen a pareja vinculada, al menos, a 20 feminicidios en Estado de México

La filtración ilegal de la confesión de Juan Carlos, así como el tratamiento de las autoridades y la posterior cobertura de medios mexicanos, contribuyeron a perpetuar varias creencias erróneas sobre el feminicidio en México y el perfil de quienes lo cometen.

En México son asesinadas ocho mujeres al día de acuerdo con el INEGI12 mujeres al día de acuerdo con el CEPAL. La mayoría de los asesinos son hombres aparentemente comunes. De acuerdo con datos del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), Ecatepec es uno de los 125 municipios que concentran el 54% de los casos de feminicidio en el país y uno de los más peligrosos para las mujeres.

‘Si salgo, voy a seguir matando mujeres’: feminicida de Ecatepec

Es por eso que el presunto feminicida de ese municipio no es un caso aislado, a pesar de que la gran mayoría de los medios dedique sus esfuerzos a separarlo de todos los demás por los datos cruentos del caso e incluso a justificarlo por los presuntos abusos que sufrió en su niñez. Como descubrió el neurocientífico James Fallon, no todas las personas con características cerebrales psicopáticas son asesinas: su entorno social juega un papel más importante.

Más que enfocarse en la personalidad del feminicida los medios tendrían que ver a su alrededor: un municipio, estado y país en donde las mujeres son desaparecidas y asesinadas sin que exista castigo a los culpables y es poco probable que un feminicida pise la cárcel por la impunidad generalizada respecto a los feminicidios en México.

En este país se sabe que solo el 4% de los feminicidios han sido sentenciados, sin embargo, de acuerdo con el informe Feminicidio e impunidad en México: Un contexto de violencia estructural y generalizada, no se sabe si dichas sentencias han sido condenatorias o absolutorias. La anomalía en el caso del feminicida serial de Ecatepec no es que sea un “psicópata”, que odie a las mujeres o su nulo arrepentimiento: es, finalmente, que haya sido capturado.

Por Gabriela Castillo (@gabyzombie)

Por: Redacción PA.