Ella abandonó su carrera y ahora él tendrá que indemnizarla

Una mujer abandonó su carrera profesional por dedicarse al trabajo doméstico, tras su divorció su esposo deberá indemnizarla
Hombre tendrá que indemnizar a ex esposa por los años que abandonó su carrera para hacer trabajo doméstico. (Imagen:Twitter)

En Argentina un matrimonio de 30 años se fue a juicio tras su divorcio. La economista que dejó de ejercer para dedicarse al hogar vio muy afectadas sus finanzas. Por tanto, los jueces determinaron que su ex esposo debía indemnizarla por 180 mil dólares.

La licenciada en economía de 70 años pasó cerca de 30 años con su pareja, la mayor parte de este tiempo dejó de lado su profesión para dedicarse de tiempo completo a las diversas labores de su hogar y la crianza de los hijos que tuvieron.

En 2009 se separó de su entonces esposo y, posteriormente, se divorciaron en el 2011. La economista exigió una compensación económica que tuvo fallo recientemente. Cabe aclarar que en el 2015 se introdujo esta cláusula en el Código Civil; según esta norma, la compensación puede consistir en un pago único, una renta, el usufructo de determinados bienes o cualquier otra manera que acuerden las partes (Vía: Trome)

Código Civil y Comercial argentino. (Imagen: Código civil y comercial)

Los jueces del Juzgado Civil 92 que dictaminaron a favor de la economista se basaron en el artículo 441 de Código Civil y Comercial. Ese estipula que el cónyuge que se ve afectado económicamente tras un divorcio tiene derecho a una compensación económica. 

Otro de los factores que determinó la sentencia fue la edad de la demandante, pues en el momento en que se separó de su pareja tenía 60 años. Esto representaba un impedimento para encontrar estabilidad laboral, puesto que a esa edad muchas mujeres se retiran del mercado laboral y tienen derecho a la jubilación.

El trabajo del hogar no es visto como tal, es decir, suele entenderse como una obligación de una mujer que es madre de familia. Esto tiene origen en la concepción tradicional en la familia en la que el hombre salía a trabajar mientras que la mujer se quedaba a cargo de la casa y los hijos.

Tras verse como un deber, comenzaron a invisibilizarse cada una de las tareas relacionadas con el cuidado del hogar. Las cuales son pagadas, muy mal pagadas, en otros ámbitos, sin embargo, por tratarse del familiar no hay una recompensa económica.

No se toman en cuenta ni el desgaste físico y emocional que conlleva y, mucho menos, las posibles repercusiones que tenga a nivel salud. Finalmente, la persona que se dedica de lleno al trabajo del hogar, en gran medida, pierde la oportunidad de desarrollarse económica y socialmente.

[un video de YT que ilustre esto, seguro hay uno]

Deberían equilibrarse las tareas del hogar en una pareja que convive en un hogar. Ambos viven en ese espacio, por tanto, se benefician de la estabilidad del mismo.