¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?
4T

Tras 10 años, Policía Federal será desarticulada: ¿cuál es su legado?

Después de diez años de servicio, elementos de la Policía Federal podrán formar parte de la Guardia Nacional
Este es el El legado de la Policía Federal después de 10 años de servicio

La Policía Federal se despide tras diez años de servicio. Será remplazada por la Guardia Nacional. ¿Qué legado deja la Policía Federal en su despedida?

A pesar de sus antecedentes, la Policía Federal adquiere su nombre durante el sexenio de Felipe Calderón, donde también adquiere facultades para realizar investigación preventiva, auxiliar a policías municipales y federales, así como colaborar con la Procuraduría General de la República.

Su historial incluye, por un lado, a miles de personas detenidas, millones de pesos asegurados, toneladas de drogas decomisadas, armas y vehículos recuperados; todo en el ámbito del crimen organizado. Durante estos diez años, se realizó la detención de 290,350 presuntos delincuentes. (Vía: El Universal)

Entre éstas, habría que destacar la detención de importantes actores del crimen organizado como: Servando Gómez “La Tuta”, Joaquín “El Chapo” Guzmán y Édgar Valdez “La Barbie”. Para estas operaciones, la Policía Federal contó con 31 mil personas en sus filas. 

Por otro lado, deja también una serie de casos de tortura y abuso de poder, reportados por la CNDH. De hecho, únicamente entre 2012 y 2016, la CNDH confirmó 55 casos de tortura, detenciones arbitrarias y retenciones ilegales.

Únicamente entre 2015 y 2017, se reportaron 357 denuncias por tortura donde el 85% habían sido perpetuadas por la Policía Federal. Consecutivamente en 2015 y 2016, la Policía Federal ocupó el primer lugar en las instancias reportadas por tortura. (Vía: Animal Político)

Los estados en los que más se reportó la incidencia de tortura por parte de la Policía Federal fueron en Michoacán, Estado de México, Jalisco, Sinaloa, Guerrero y la Ciudad de México. El orden corresponde al número de reportes por estado.

En estos casos, la CNDH afirmó que la Policía Federal había contado con la complicidad de otras instancias que no denunciaron los signos de tortura y maltrato que tenían los detenidos. Las víctimas fueron detenidas de manera arbitraria y torturadas para autoincriminarse. 

En septiembre de 2019, el presidente Andrés Manuel López Obrador, ordenó la investigación de la Policía Federal por supuesta corrupción en la compra de un equipo que costaba entre 600 y 800 millones de pesos, pero cuya adquisición costó 2 mil 600 millones. (Vía: El Financiero)

Igualmente, en agosto de 2019, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana solicitó a la Secretaría de Función Pública una auditoría a la Policía Federal, por irregularidades en las cuentas públicas anuales. Los 50 millones de pesos cuya utilización no se ha aclarado, también impulsaron la creación de “nuevas instancias de seguridad con estándares más estrictos de confianza“. (Vía: El Economista)

Elementos de la Policía Federal podrán pertenecer a la Guardia Nacional, mientras cumplan con los requisitos de peso. Aquellos que no lo hagan, podrán seguir trabajando en la Secretaría de Seguridad Pública, como vigilantes.

¿Es un adiós a la Policía Federal o es un hola a la Guardia Nacional?