NYPD pide disculpas a 51 años de Motín de Stonewall

No se aceptó que se trató de un caso de abuso de poder
Nueva York pide disculpas por el atentado al StoneWall en 1969. (Imagen:Twitter)

El departamento de policía de Nueva York pidió disculpas a los miembros LGBT+ por el ataque al bar Stonewall en 1969. Stonewall Inn no sólo es un lugar representativo para la comunidad LGBTTIQA, también es una maraca histórica que la impulsó a exigir tanto su libertad como su visibilidad pública. Aunque parezca increíble, 51 años después, la condiciones de vida para la comunidad no son las más favorables y por ello, la lucha sigue.

El jefe de la policía de Nueva York James P. O’Neill se disculpó en nombre de su Derpartamento por los ataques que los policías de 1969 cometieron contra los miembros de la comunidad LGBTTIQA que se encontraban en el bar Stonewall a finales de 1969.

Esto se pronunció en el cuartel general de la policía, lugar en el que se conmemoraba el mes del orgullo LGBT. El funcionario explicó que las acciones tomadas en aquel entonces fueron incorrectas. (Vía: The New YorkTimes)

Así mismo, James P. O’ Neill puntualizó que los oficiales se dieron cita en el lugar porque se había roto ciertas leyes que correspondían al alcohol. No obstante, la comunidad, harta de los constantes abusos, cateos y represiones, estalló contra los policías.

También explicó que tanto las leyes como la manera cómo procedieron las autoridades fueron abusivas y discriminatorias. Esta disculpa ha sido acogida como un reconocimiento merecido por la comunidad.

No obstante, no deja de sentirse un tanto forzada, sobre todo por el hecho de recalcar que los oficiales estaban allí por las leyes que se habían quebrantado, en vez de  aceptar que todo se trató de un caso más de abuso de poder. 

Tras el motín de StoneWall se dio pasó a diversas marchas en favor de los derechos de la comunidad LGBT+. (Imagen:Twitter)

Este encuentro finalizó cuando el funcionario aseguró que jamás se presentará un caso similar en Nueva York,puesto que ellos han abrazado a la comunidad LGBT+, de manera que, respetarán sus derechos.

Aunque se trata de una disculpa merecida y que, de cierta forma, reivindica los derechos que ha sido pisoteados, las autoridades y la sociedad en general deberían entender que no todo se borra con disculpas, sino con acciones y políticas.

Con información de: The New York Times