¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

¿Por qué sigue siendo necesario un día para luchar contra el odio a la comunidad LGBT?

Un 17 de mayo pero de 1990 la homosexualidad dejó de ser considerada una enfermedad mental
Celebran Día Internacional contra la Homofobia, Bifobia y Transfobia en la CDMX. Imagen: Especial

En el marco del Día Internacional contra la Homofobia, Bifobia y Transfobia, el Ángel de la Independencia se iluminará con los colores de la bandera LGBT. La celebración también incluye que San Luis Potosí ha aprobado el matrimonio igualitario esta mañana.

El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) ha citado a la ciudadanía en general y a la comunidad LGBTTTI este jueves 16 de mayo en el Ángel de la Independencia a las 20:00 horas, esto a través de un tuit.

El principal motivo de conmemoración de este día se debe que el 17 de mayo, pero de 1990, la Asamblea General de la Organización Mundial de la Salud eliminó a la homosexualidad de su lista de enfermedades mentales.

Mientras uno de los símbolos de la CDMX se ilumina de colores, es importante recordar que las ramas de lucha de esta celebración se llevan a cabo por algo más grande que es la lucha LGBT en todo el mundo, pero hablando en específico de México, somos un país que se encuentra en la segunda posición dentro de la lista de países con más crímenes de odio a homosexuales.

“Solo después de Brasil, México es el segundo país en América Latina con más asesinatos a personas LGBT+. Al menos 76 personas LGBT+ son asesinadas al año en nuestro país”. Así lo demuestra un informe de la ONG Letra S.

https://noticieros.televisa.com/historia/dia-mundial-homofobia-loveislove/

Pero, ¿qué es la homofobia?

Se asocia principalmente con el rechazo a las personas LGBT (lesbianas, gays, bisexuales, transgénero).

Esta se asocia también a un rechazo de otras personas hacia la orientación sexual de los otros. La orientación sexual es, según la definición del Gobierno de México, “la capacidad de cada personas de sentir atracción emocional, afectiva y sexual por personas de un género diferente al suyo o de su mismo género o más de un género. Así como la capacidad de mantener relaciones íntimas y sexuales con esa persona”.

Asimismo, la homofobia se entiende como el “odio, rechazo y discriminación contra las personas que tienen orientaciones sexuales diversas a la heterosexualidad”, según el Gobierno de México.

La homofobia es entendida en distintos aspectos y categorizada en otros puntos, como los siguientes:

  • 1. Homofobia personal: un sistema personal de creencias como odio a los homosexuales por considerarlos trastornados psicológicamente o incapaz de poder empatizar con ellos por sentir que carecen de control sobre sus impulsos.
  • 2. Homofobia interpersonal: es el nivel que afecta las relaciones entre los individuos que se expresa en conductas como agredir física o verbalmente a algún homosexual, incluyendo el uso de apodos y chistes.
  • 3. Homofobia institucional: se trata de las formas en que organismos gubernamentales, educativos y/o religiosos discriminan sistemáticamente, por ejemplo, a través de leyes y su aplicación.
  • 4. Homofobia cultural: se refiere a las normas sociales que funcionan en una cultura para legitimar la opresión y discriminación. Estas normas no están escritas, son implícitas y se observan en códigos de conducta.

Estas definiciones se encuentran en un texto llamado “Medición de la homofobia en México: Desarrollo y validación “ realizado por Ignacio Lozano Verduzco y Rolando Díaz-Loving, publicado por la Asociación Iberoamericana de Diagnóstico y Evaluación Psicológica.

Además, según la página del Gobierno de México, dice que la homofobia tiene un efecto sobre esta población en cuanto al rechazo, la falta oportunidades laborales, educación o salud, por lo que se le identifica como un sector vulnerable.

Pero eso no es todo, la homofobia no sólo es en México, es una situación que prevalece en todo el mundo a pesar de las regulaciones o legislaciones para proteger este sector. De hecho, existen países que castigan la homosexualidad con pena de muerte.

En Asia, Irán, Arabia Saudita, Irak, Desh, Catar, Pakistán, Afganistán, Yemen y los Emiratos Árabes Unidos son parte de esa lista. En África, la pena de muerte para los actos sexuales entre personas del mismo sexo se lleva a cabo en Sudán, Nigeria, Somalia y Mauritania.

En tanto, aunque desde 2014 en México se modificó el artículo 1 de la Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación, incluyendo las “preferencias sexuales” como uno de los motivos prohibidos, México no tiene disposiciones federales que agraven las penas para los delitos motivados por la orientación sexual. 

Tampoco están prohibidas las “terapias de conversión” a pesar de que la ONU ha instado a asegurar la protección de las personas vulnerables respecto a estos procedimientos conocidos también como “curas gay”. (Vía: ILGA)

Sin embargo, algo que sí es motivo de celebración es que la Corte Suprema de México declaró desde junio de 2015 como inconstitucional que un Estado negara el reconocimiento de un matrimonio entre personas del mismo sexo.

En ese sentido, estados como Coahuila (2014), Campeche (2016), Colima (2016), Michoacán (2016), Morelos (2016), Nayarit (2015), Quintana Roo (2011), la CDMX (2009) y recientemente San Luis Potosí (2019) permiten el matrimonio igualitario sin ningún tipo de discriminación.

Finalmente, otro motivo de celebración agregado a este Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia es que el Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, firmó una carta de los estatutos consulares para que ahora las parejas LGBT podrán casarse en los consulados de México en el mundo sin sufrir discriminación por su orientación sexual.