No, Alejandro, el sexo no es ‘una necesidad’

Cada vez que una mujer denuncia un episodio de violencia sexual que ocurrió hace más de 10 años. O cuando reportamos los abusos sexuales que ocurren dentro de corporaciones policiales. O cuando un hombre intenta justificar las violaciones con argumentos biologicistas. Nunca falta el que se apresura a decir que sí, las violaciones son terribles, pero hay un componente fisiológico en ellas: ‘El sexo es una necesidad’.

Sin embargo, aquello de que el sexo es una necesidad tan intensa como el hambre, la sed o el sueño es una mentira. Y un argumento que funciona, muchas veces, como justificación de lo injustificable.

El psicólogo y sexólogo César Galicia se dio a la tarea de explicarlo en un hilo de Twitter: nadie, nunca, en la historia de la humanidad, ha muerto a falta de sexo.

Hay necesidades básicas, como la alimentación y el descanso, que pueden llevarnos a la muerte si no se satisfacen. Cuando se trata de sexo, en cambio, la carencia puede ser molesta. Frustrante. Pero no mata a nadie. A lo mucho te deja un dolor de huevos muy fácil de solucionar por ti mismo.

Como señala Galicia, la noción errónea de que el sexo es una necesidad básica ha servido, principalmente, a los hombres. Una de las razones es que, hasta hace muy poco, se seguía considerando por la ciencia como tal. Así como la homosexualidad cuando se creía una patología y no una orientación sexual.

Y, ¿por qué es tan pertinente hacer esta aclaración? Porque hoy en día, ante la violencia sexual que ocurre en su mayoría contra las mujeres, se sigue considerando el sexo como necesidad a modo de atenuante. Sin embargo, sabemos que los hombres no son criaturas con deseos insaciables imposibles de controlar y que esa ‘necesidad’ no es excusa para violentar a nadie.

Por: Redacción PA.