Militar pide permiso para amamantar; podría ir a prisión domiciliaria

Parece que no hay lugar para amamantar o para la maternidad
Una militar pide permiso para amantar y la encarcelan

Tal parece que dar pecho en público es un delito aunque se trate no sólo de una necesidad biológica o una parte de la maternidad, sino de un acto completamente asexual. En Paraguay una militar pide permiso para amamantar y no sólo se lo negaron, sino que se le condenó a prisión domiciliaria. Lamentablemente aunque parezca un acontecimiento fuera de serie, es más común de lo que creemos.

En 2017, la teniente de las Fuerzas Armadas, Carmen Quinteros, tuvo a su bebé, consecuentemente, pidió su periodo de baja por maternidad. Al término del mismo, la teniente solicitó un ambiente propicio y seguro para amamantar a su bebé en las instalaciones de las Fuerzas Armadas. Así mismo solicitó que la liberasen de las guardias de 24 horas para amamantar y cuidar de su pequeño. Cabe mencionar que en ningún momento exigió algo más que lo que se garantiza en el permiso por maternidad paraguayo. 

Aunque su solicitud fue realizada de la manera adecuada, no sólo fue negada su petición, sino que se le imputó una condena de 46 días de arresto domiciliario. Ante la respuesta por parte de sus superiores y la justicia militar, la teniente decidió refugiarse en otras instancias para evitar la sanción. De tal forma, acudió al juzgado de la niñez y la adolescencia. Dicha organización interpeló por ella, no obstante, esta acción le valió una demanda por parte del cuartel militar por calumnias e insubordinación.

Este caso tuvo tanto revuelo que llegó al Congreso de Paraguay; desde ese momento la situación parece estancada entre los juzgados militares, el apoyo social y una resolución que parece no favorecerla. Aunque tras la noticia los colectivos feministas y la indignación social presionaban para darle apoyo a la militar, la Corte Suprema de Justicia dictaminó que la sanción debía cumplirse.

No se trata de cuestionarnos: ¿Por qué se le negó a una militar el permiso para amamantar? Antes bien deberíamos prestar atención a lo que sucede en nuestro país. Recordemos que México a pesar de enaltecer la figura de la madre, se niega a que dé pecho en público por  ser “inmoral”, “inadecuado” o porque parece “una falta de respeto”. Preguntémonos ¿cómo podemos ayudar a las madres a vivir su maternidad de forma plena?

Con información de: La Gran Época