¿Qué es ser ansiosexual y cómo afecta tu vida?

La ansiosexualidad puede traducirse en ansiedad a la hora de la intimidad o en menor líbido debido al estrés
¿Qué es ser ansiosexual y cómo afecta tu vida?. (imagen: Su Médico.com)

La ansiosexualidad, un término que recientemente está cobrando importancia entre las generaciones más jóvenes, ha desatado una incógnita sobre las afectaciones qué esta condición tiene en sus vidas sexuales. Aquí te explicamos lo que tienes qué saber.

Te recomendamos leer: Fumar marihuana puede mejorar las relaciones sexuales: estudio

La ansiosexualidad o ansiedad sexual, es un término médico usado para referirse a dos tipos de personas: aquellas que tienen menor líbido debido al estrés y a las que lo viven con un poco de ansiedad por distintos factores.

¿Qué es ser ansiosexual y cómo afecta tu vida?. (imagen: Su Médico.com)

La ansiedad hacia o en el sexo, según indica la sexóloga Francisca Molero, es más frecuente en mujeres que en hombres. Esta ansiedad puede traducirse en falta de deseo sexual o en dificultades para alcanzar el orgasmo durante el coito.

Aunque a los hombres también padecen ansiedad sexual, esta se presenta ante el temor de tener problemas de erección, de no satisfacer a su pareja o de no verle alcanzar un orgasmo. En el caso de las mujeres, su ansiedad sexual deriva de factores similares, aunque ellas se preocupan un poco más por cómo se ven en el acto sexual, por satisfacer a su pareja y por poner los deseos de ésta antes que los suyos.

Hay mujeres que también sufren ansiedad sexual debido a algún trastorno sexual como el vaginismo, la anorgasmia o la eyaculación femenina, tema que sigue siendo tabú incluso entre parejas establecidas. Algunos casos de ansiosexualidad se pueden presentar porque las personas tienen miedo de abrirse con respecto a sus gustos o fetiches sexuales.

El olor corporal, el temor de soltar un gas, un eructo, desprender mal olor genital o secretar algún fluido que pueda asustar a la pareja durante el acto sexual, son motivos que también pueden causar estrés a las personas al compartir intimidad con otra.

¿Qué es ser ansiosexual y cómo afecta tu vida?. (imagen: Su Médico.com)

Melania Figueiras, psicológa especialista, señaló que los ansiosexuales, para tener una vida sexual placentera, deben aprender a manejar el estrés y la ansiedad que viven día con día, encontrar actividades en las que puedan liberar esa energía contenida y ponerse como primer propósito autoexplorarse y conocer lo que les gusta antes de intentar complacer a sus parejas.

“Desde el día anterior a la relación, hay que tener pequeños gestos que fomenten el deseo: caricias, miradas en el espejo, mensajes eróticos, leer libros excitantes o comunicarse de forma respetuosa y más abierta con la pareja”, es lo que recomendó la psicóloga a los ansiosexuales.

La ansiedad sexual, según refieren especialistas, se presenta en la mayoría de los casos, como una respuesta condicionada por la forma en que fuimos educados sobre el sexo y la forma en que percibimos nuestros propios cuerpos, además de la carga social que hay sobre las expectativas de cómo deber ser o lucir éstos en el sexo.

Un estudio hecho por Journal of Sex Research, reveló que un tercio de las mujeres universitarias se siente descontenta con la apariencia de su cuerpo, lo que se traduce en una autopercepción complicada que les impide disfrutar de sí mismas o con su pareja, pues están preocupadas por cómo se ven, cómo deben hacerlo o lo que su pareja podría estar pensando que está mal en ellas.

En el caso de los chicos, otro estudio sugiere que más de un tercio tiene una mala imagen de sus genitales, cosa que a menudo terminaba traduciéndose en problemas de disfunción eréctil. Otro de sus temores más frecuentes es su rendimiento sexual: cuánto duran, cómo deben hacerlo o expectativas falsas sobre lo que deben esperar de su pareja en el terreno íntimo.

Si bien la ansiedad sexual puede ser común en varias personas, esta puede trabajarse de la siguiente forma:

  • Evitando los pensamientos pesimistas o catastróficos previos a la intimidad
  • Aprender a comunicarse con la pareja de manera abierta y aprender a pedir ayuda cuando sea necesario
  • Dedicando tiempo al placer propio, para poder conocer primero lo que te gusta y lo que no
  • Dejando que el deseo se active y trabaje gradualmente, tomándose tiempo para llevar a cabo el coito
  • Reconsiderar las expectativas que se han impuesto sobre la sexualidad y entender que no hay perfección alguna y que el sexo real no es aquello que se ha aprendido o difundido en industrias como la pornografía

Además de estas recomendaciones, otra cosa que se puede hacer, es asistir con un especialista o terapeuta sexual para conocer más y mejor el propio cuerpo, el placer o resolver las dudas que se tengan respecto al sexo. Por otra parte, a aquellas personas que sufren de ansiedad o algún otro trastorno, se les insta a asistir con el especialista indicado para tratarse y llevar una vida más placentera en su vida diaria y en su vida sexual.