¿El comentario de Attolini sobre Open Society promueve el antisemitismo?

Como muchas cosas en estos últimos días, tristemente todo comenzó con un tuit de Attolini: se sumaba a la polémica por la reforma del artículo 102 (ajá, el de la Fiscalía independiente). En el coro de aplausos que se ha convertido sus redes sociales soltó un comentario que, si bien había sido insinuado en otras ocasiones, ahora fue directo (al menos en el guiño): para el jedi morenista, la sociedad civil que busca hacer respetar la Fiscalía autónoma son financiadas (algunas, dice) por Open Society, la ONG internacional cuyo principal contribuyente es George Soros.

Attolini y su tuit veladamente antisemita
Attolini y su tuit veladamente antisemita (Imagen: especial)

Tenemos de deshebrar con cuidado la insinuación de Attolini, pues se alimenta no sólo del antisemitismo conspiranóico “normal” en México, sino de toda una narrativa construida por la ultraderecha estadounidense que, cuando menos, es una ironía tan deliciosa que habría que saborear.

#LaTanqueta: el programa de propaganda para millennials de Morena

No, de nuevo, nadie critica posturas políticas, sino prejuicios

El debate sobre la Fiscalía tendrá que esperar, porque a) es un tema complejo que requiere dialogar, entre todas las opiniones, todas las posibilidades, alcances y repercusiones de una fiscalía anclada, de nuevo, en el Ejecutivo, o una independiente, que pueda verse afectada por intereses empresariales.

De eso no hablaremos hoy, sino de esa relación de sobra entre la “financiación”, Open Society y el sionismo (que viene, siempre, acompañado de “El Nuevo Orden Mundial”, la “Ideología de Género” y, en no pocas ocasiones, hasta los Illuminati).

Eye The Illuminati GIF - Find & Share on GIPHY

Dejemos algo bien, pero bien claro: no hay nada malo con defender una postura política, una propuesta de ley o una propuesta legislativa, tampoco defender o atacar una opción electoral, tal como hemos venido insistiendo desde que la victoria electoral de López Obrador destapó la cloaca clasista de muchos.

Sin embargo, utilizar ‘argumentos’ que utilizan como eje odios y prejuicios no sólo es falaz, automáticamente deja de ser una discusión sobre política y se convierte en discurso de odio.

Antisemitismo en los comentarios de PA

Soros, Open Society y las falacias antisemitas

El caso del tuit de Attolini se une a toda una larga corriente antisemita de la izquierda en México: la crítica al Estado de Israel y la fácil generalización de que todos los judíos son Israel.

El guiño de Attolini viene a partir de la organización internacional Open Society, fundada por George Soros en 1993 y responsable, dependiendo de a quién le preguntes, del imperialismo de izquierda o del capitalista por todo el mundo.

Soros se ha convertido en un ‘hombre de paja’ en la discusión política estadounidense y europea: para el neofascismo y la ultraderecha, Soros es el responsable directo de todos los problemas que aquejan a sus países (según su particular forma de interpretar su realidad), desde la migración hasta la pérdida de empleos y la economía.

En el “Sur Global”, para la izquierda más radical Soros es sinónimo de lo mismo pero opuesto: representa el interés empresarial de una cábala todopoderosa que busca reducir la soberanía nacional en pos de la dependencia del capital extranjero.

Los riesgos de atizar el odio

Los ataques y señalamientos hacia una sola persona podrían quedarse en eso: malos análisis sobre fenómenos complejos. Pero ni en uno ni en otro caso son sólo eso. En el lenguaje de guiños e indirectas del lenguaje de odio, Soros es una metonimia para Israel y para la comunidad judía en general. Y ese es, justamente, el problema: atizar un guiño.

Judíos, comunistas y exiliados: brigadistas que lucharon contra el fascismo en España

México, hasta cierto punto, es ajeno a los ataques de odio contra la comunidad judía en su historia moderna. Sin embargo, fue fundado por y en un cambio en la relación entre judaísmo y catolicismo (no nos meteremos en esa historia, mejores plumas lo han hecho).

Sin embargo, la tensión es histórica: desde los espíritus pro-Eje y pronazis de las clases dirigentes durante las guerras mundiales y el antisemitismo de la URSS, interiorizado por la izquierda de la vieja guardia mexicana mantiene latente un discurso que, si bien no se ha convertido en acciones (o no coordinadas, al menos), es un peligro latente que nadie quisiera ver estallar.

En redes, los pretextos sobran para que exploten los comentarios antisemitas: los que niegan al Holocausto son los mismos que relacionan cualquier crisis económica con una cábala todopoderosa judía que también son los mismos que señalan a la ideología de género como causantes de todas las ‘debilidades’ de la humanidad. Basta un clavado en nuestras redes para leerlo.

Por eso mismo, los guiños y los silbidos son peligroso. Y lo saben las minorías en los Estados Unidos: empoderar odios latentes, por mucho que sean estrategias políticas, no sólo es un riesgo, es estúpido.

Más comentarios antisemitas en PA

Raúl Cruz ⎢ @rcteseida

Por: Redacción PA.