Día del Padre: ¿cuál es su historia y por qué lo celebramos?

Como muchas otras festividades familiares, el Día del Padre viene de Estados Unidos y llevamos celebrándolo más de 60 años
Cuál es el origen del Día del Padre y por qué celebrarlo

Como todos los tercer domingos de junio, el Día del Padre se en México y buena parte del mundo, sin embargo, no es una festividad que haya nacido ni en México ni de la tradición nacional, ¿de dónde vino este festejo?

Para explicar de dónde viene este día nunca falta el que quiere verse erudito y sacar que se festejaba “en la Edad Media” en el día de San José, el padre adoptivo (?) de Jesucristo…

Pero, la verdad, el Día del Padre, como el Día de la Madre, son un fenómeno reaccionario tan moderno como el Día de la Familia o el Día del Hombre: comenzó a principios del siglo XX y fue hasta la década de los 50 cuando se hizo festejo oficial… en Estados Unidos. (Vía: Milenio)

Tal como el Día de la Madre, la idea original para este festejo vino de una comunidad religiosa que buscaba una festividad para los papás luchones.

Hay dos versiones del origen del día, pero son prácticamente la misma: un grupo de mujeres en una pequeña comunidad religiosa en los Estados Unidos organizó, luego del éxito del Día de la Madre, un Día del Padre.

La idea tomó tracción y ya para 1950, ya por todo Estados Unidos se celebraba, pero no fue sino hasta 1972 cuando el presidente Richard Nixon lo convirtió en una festividad nacional instaurada el tercer domingo de junio.

¿Y que por qué domingo y no una fecha fija, como el 10 de mayo? Bueno, porque a principios de siglo sólo los hombres trabajaban y sólo las madres hacían trabajo de cuidados sin reconocimiento alguno.