Ana Gabriela Guevara y el fiasco de Tokyo 2020

La titular de la Conade es una de las principales responsables de los resultados obtenidos en la máxima justa deportiva
(Imagen: Plumas Atómicas)

Cuando Ana Gabriela Guevara llegó a la Comisión Nacional del Deporte (Conade), las expectativas eran altas. Parecía que el deporte mexicano iba a estar a cargo de alguien consciente de las necesidades de los atletas, que había padecido las trabas de la corrupción y había logrado sobreponerse para conseguir grabar su nombre en la historia deportiva del país.

Por desgracia, todos estábamos equivocados y nuestras esperanzas sufrieron un duro revés tras los resultados de Tokyo 2020. Y por más que Guevara busque justificarse, buena parte de la responsabilidad es suya. No sólo por el aventurado —por no decir infundado— pronóstico de diez medallas que hizo para la delegación de México. Sino por no haber traído la revolución que era necesaria para que el deporte mexicano por fin saliera del fango y lograr destacar en el máximo nivel.

(Imagen: Cuartoscuro)

“El pronóstico de las 10 medallas no se concretó, pero los chicos participaron en Juegos Olímpicos y me parece que el resultado es positivo, el desempeño de la delegación deja bastante buen sabor de boca”, expresó Guevara apenas llegó de Tokio.

“No competí yo y no puedo garantizar los metales dentro del escenario deportivo, pero fueron muchos cuartos lugares que —de haber sido medallas— no solamente hubiéramos llegado a las 10, pero el pronóstico no tiene palabra”, añadió la titular de la Conade.

Sin duda, la falta de autocrítica llama poderosamente la atención. Guevara ha sido señalada por una gestión ineficiente, falta de una clara planeación a futuro y la descapitalización de las becas de los atletas.

Más allá de la desaparición del Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento (Fodepar), que era un fideicomiso para brindar apoyo económico a los atletas, es la corrupción que sigue permeando en todos los niveles del deporte mexicano. Ana Gabriela Guevara lo sufrió como atleta. Ana Guevara lo denunció como estrella del deporte. Guevara ha caído en ello como titular de la Conade.

De acuerdo con la encuesta México Elige, Ana Gabriela Guevara es considerada la funcionaria más corrupta del gabinete de AMLO. Y los resultados obtenidos en Tokyo 2020 nos ayudan a entender las razones. Sobre todo cuando conocemos historias como la de Alexa Moreno, que tuvo que pagar de su propio bolsillo los materiales para entrenar y la denuncia de Aremi Fuentes, quien fue insultada por el presidente de la Federación de Halterofilia, lo que casi le cuesta su boleto a la justa olímpica.

Lo anterior se suma a casos como el de la Federación de Ciclismo que dejó fuera de Tokyo 2020 a su máxima exponente por errores burocráticos; al de la Federación de Natación, cuyo presidente pasó meses sin dar la cara a sus atletas; al de la Federación de Básquetbol, que sigue sumida en una profunda crisis, sin que Guevara haya hecho mucho para resolver la situación, lo que incluso costó la suspensión temporal por parte de la Federación Internacional de Basquetbol (FIBA).

(Imagen: Cuartoscuro)

Los atletas, dentro de las limitaciones, hicieron mucho con lo poco que tenían disponible. Los tres bronces (el de la selección de fútbol es mérito de la Federación Mexicana de Fútbol) son producto de un esfuerzo personal, entrega total, sacrificio y entrega absolutas para lograr resultados. Es fácil criticarlos, pero al analizar el panorama, nos damos cuenta que en muchos casos compiten en total desventaja y que sólo la pasión por su disciplina los lleva a seguir luchando por conseguir llegar a los Juegos Olímpicos. Logro que no debe de ser nunca minimizado.

Paola Morán, quien llegara a las semifinales de los 400 metros planos —consiguiendo su mejor marca personal—, decidió defender la actuación de los atletas nacionales en Tokyo 2020.

“Por muchas razones, a veces no se logra, pero le aseguro que todos los mexicanos representando al país buscamos estar en el podio y morimos en la raya, cancha, alberca, para perseguir esa excelencia, que muchos ni siquiera quieren buscar a nivel personal. Antes de criticar cualquier resultado, por favor pregúntate si alguna vez has intentado ser el mejor en algo. Es difícil, ¿verdad?”

Y, visto lo visto, es muy difícil.

¿Qué le depara al futuro mexicano de la mano de Ana Gabriela Guevara?

La titular de la Conade presentó en mayo de este año el “Programa institucional 2021-2024 de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte“. El proyecto con el que se planea mejorar el deporte en nuestro país.

Con este plan, se pretende crear una plataforma tecnológica unificada de información, capacitación y certificación en materia de cultura física y deporte, para poder estructurar la información y que sea susceptible al análisis.

(Imagen: Cuartoscuro)

El objetivo es que para 2024 existan más alternativas para la práctica del deporte y actividad física y que casi cerca del 45 por ciento del total de la población la practique de forma sistemática y regular.

También menciona la mejora de las instalaciones, desarrollar el Centro Nacional de Terapia Física y Rehabilitación de Alto Rendimiento y conseguir estar, para París 2024, entre los primeros 15 lugares del medallero.

Sin embargo, las metas no parecen realistas. Sigue habiendo fuertes problemas estructurales, con una nula planeación estratégico para el mediano y largo plazo y sin un sentido claro de a dónde se quiere llevar a nuestros atletas presentes y futuro.

Ana Gabriela Guevara llegó prometiendo cosas distintas, sin embargo, parece que quiere lograr más haciendo lo mismo de siempre: corrupción, abandono y pretextos.

***

Continúa la discusión masiva en nuestro canal de YouTube.

ANUNCIO